Provincia

Educación limita la apertura de nuevas escuelas infantiles en estos 24 municipios de Córdoba

  • La Junta declara 26 zonas saturadas en las que no dará autorizaciones para entrar en la red pública

  • La Administración autonómica insiste en que la medida está acordada con la patronal

  • Alcaracejos, Baena, Montoro, Posadas  o Villanueva del Duque se incluyen en el listado 

Un grupo de niños en una escuela de Educación Infantil. Un grupo de niños en una escuela de Educación Infantil.

Un grupo de niños en una escuela de Educación Infantil. / El Día

La Consejería de Educación ha declarado 26 zonas de escolarización saturadas en la provincia de Córdoba para las escuelas infantiles del curso 2020-2021, correspondientes a 24 municipios. Se trata de una medida que afecta a zonas en las que las escuelas infantiles no ocupan todas sus plazas y, por ello, Educación ha limitado la apertura de nuevos centros dentro de la red pública.

Desde el departamento que dirige en Córdoba Inmaculada Troncoso han explicado a el Día que la medida llega tras el acuerdo alcanzado con las escuelas infantiles, que pidieron a la Consejería de Educación que “en esas zonas no se dieran más autorizaciones para abrir otras para que la situación de las existentes sea más sostenible”. Las mismas fuentes han explicado que esta decisión “no implica el cierre de ninguna de las actuales”.

No obstante, se trata de una medida que solo afecta a las escuelas infantiles que quieran adherirse a la red pública de la Administración autonómica. Es decir, que si una empresa quiere abrir un centro de estas características en algunas de las zonas designadas como saturadas lo puede hacer, pero no recibirá ninguna bonificación por parte de la Junta y, por tanto, las familias no contarán con ayuda para el pago de las mensualidades.

Pero, ¿cuáles son los municipios de la provincia de Córdoba afectados por esta medida? Pues, uno de ello es Alcaracejos, seguido de Añora, ambos municipios, se encuentran ubicados en Los Pedroches. Baena, en la Campiña Este, Belmez, en el Alto Guadiato y Carcabuey, en la Subbética, también forman parte de este listado. La capital, por su parte, cuenta con dos zonas de escolarización saturadas. En este caso, se trata de los barrios del Brillante-Naranjo y la entidad local de Encinarejo.

A las áreas citadas hay que sumar las localidades de Dos Torres, El Carpio, El Viso, Espejo, Espiel y también la de Fuente Palmera. En la Colonia hay dos zonas en las que no se podrá abrir una guardería pública: Cañada del Rabadán y Fuente Carreteros, que ya es un municipio independiente.

El listado continua con La Rambla, La Victoria y la aldea de Jauja en Lucena, además de Montoro, Palenciana, Pedroche, Posadas, San Sebastián de los Ballesteros y La Guijarrosa. Las tres últimas localidades en la que la apertura de guarderías de carácter público está limitada son las de Villafranca de Córdoba, Villanueva del Duque y Villanueva del Rey.

Desde Educación han subrayado que la medida se revisa de manera anual y que se determina cuando en las zonas de escolarización hay escuelas con más del 20% de vacantes durante al menos dos años. Por ello, si una empresa quiere montar un centro de estas características durante el próximo curso lo puede hacer, “pero no podrá adherirse al programa hasta que las vacantes estén por debajo de ese 20%”, han añadido.

Y mientras estas 26 zonas están saturadas para abrir una guardería pública en alguno de los 24 municipios citados, la provincia cuenta también con otras áreas de escolarización que no están saturadas y que tuvieron un porcentaje de plazas escolares vacantes superior al 20% del total de puestos ofertados en el curso 2018-2019. En este caso, son cinco: Almedinilla, la barriada periférica de El Higuerón en la capital cordobesa, Encinas Reales, Guadalcázar y Pedro Abad. En toda Andalucía, la Consejería de Educación ha declarado 207 zonas saturadas y 42 próximas de saturación de las 672 que existen.

Almedinilla, Pedro Abad, Encinas Reales, El Higuerón y Guadalcázar están fuera del listado

La Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía (CEI-A) ha tildado de “positiva” esta medida “para evitar la adhesión de nuevas escuelas infantiles en zonas en las que existan numerosas plazas vacantes”. “Se trata de una reivindicación de nuestra organización ante el paulatino incremento de plazas ofertadas, que está perjudicando a la supervivencia de los centros”, ha recordado.

La organización también ha señalado que el próximo curso las familias andaluzas contarán con una bonificación mínima del 13,04% para la escolarización en estos centro. A su juicio, se trata de “una medida que tiene como objetivo evitar que los padres se vean afectados por la subida del 15% del precio por plaza en estos centros, que a partir del próximo curso se establecerá en 320,71 euros (hasta ahora 278,88, servicio de comedor incluido) tras más de una década de congelación”.

En esta misma línea ha considerado “acertada” esta medida, que responde a una “necesidad urgente y a una reivindicación histórica de los centros de primer ciclo de educación infantil, que llevan años sufriendo una situación económica insostenible”. No obstante, la organización ha recordado que “ni siquiera con esta subida del 15% se lograría cubrir el coste real de los servicios, aunque es un primer paso que recibimos con agrado”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios