Subbética

Así luce el retablo mayor de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Priego de Córdoba tras su restauración

  • La ornamentación del retablo incluye molduras, columnas, rocallas, escultura, pinturas y relieves y fue restaurado por Ana Infante con un presupuesto de más de 87.000 euros

Así luce el retablo mayor de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción.

Así luce el retablo mayor de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. / L. S.

El retablo mayor de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Priego de Córdoba ya luce tras el proceso de restauración al que ha sido sometido en los últimos meses. El proyecto, promovido por el Obispado de Córdoba, fue redactado por el equipo de trabajo de la especialista en conservación-restauración Ana Infante De la Torre, y contempla una inversión de 87.589 euros.

Esta actuación ha sido una de las ocho beneficiarias de la pionera línea de subvenciones al arte sacro que puso en marcha la Consejeria de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en 2021. Al acto de inauguración, celebrado este lunes, asistieron el Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández; el secretario general de Patrimonio Cultural de la Junta de Andalucía, Juan Cristóbal Jurado, la delegada territorial de Cultura, Cristina Casanueva y la alcaldesa de Priego de Córdoba, María Luisa Ceballos, junto con el párroco del templo, Ángel Cristo Arroyo, Pedro Crespo, párroco durante muchos años de esta parroquia y representantes de la comunidad parroquial.

La restauradora encargada del proyecto, Ana Infante, recordó que a día de hoy se desconoce el autor del retablo, que se ubica en el Renacimiento tardío. Su distribución parte de un banco y tres cuerpos rematados por un ático, divididos de arriba a abajo por tres calles y cuatro entrecalles en distinto plano, que fue montado en 1567. Las pinturas son de Pedro de Raxis y Ginés López.

La ornamentación incluye molduras, columnas, rocallas, escultura, pinturas y relieves. Las divisiones horizontales del retablo vienen marcadas por las propias cornisas que, a su vez, cumplen la función de apoyo. Está formado por el ensamblaje de elementos arquitectónicos, de abajo (banco) hacia arriba (ático) y que con tablones horizontales y verticales constituye las cajas, donde se albergan las esculturas, pinturas y relieves (a modo de hornacinas).

Las esculturas son exentas y están policromadas. El grupo escultórico se compone de un Crucificado, dos esculturas formando un Calvario (en el ático), la Anunciación, esculturas del banco y los Cuatro Evangelistas y los Doce Apóstoles. Las pinturas recogen escenas de la Pasión y se encuentran distribuidas de forma poco usual. Los relieves representan el busto del Padre Eterno (en el ático), la Anunciación y el Nacimiento (en el centro) y los cuatro situados en el banco. Todos ellos dorados, estofados y policromados.

El proyecto inicial, según Infante contemplaba el estudio de conservación, propuesta de intervención y metodología a seguir en la obra. Así se han llevado a cago seis fases de intervención, desde los trabajos previos, siguiendo por la conservación-restauración de soporte arquitectura lignaria, conservación-restauración de dorados y policromía de la misma, conservación-restauración de la imaginería del retablo, intervención sobre las pinturas en tabla, para finalizar con intervención sobre relieves.

A lo largo de este proceso se han respetado las aportaciones de épocas anteriores y utilizado materiales compatibles con la conservación, restauración y rehabilitación, tal y como recoge la ley de Patrimonio Histórico de Andalucía.

En palabras del secretario general de Patrimonio Cultural de la Junta de Andalucía, Juan Cristóbal Jurado, este proceso de restauración es un "ejercicio de responsabilidad con el patrimonio histórico", recordando que "tenemos una diversidad cultural tan grande que el patrimonio histórico es el mejor legado que podemos dejar a las próximas generaciones y nuestra mejor carta de presentación".

Jurado aseguró que Priego de Córdoba es una claro ejemplo de que "el arte sacro es parte fundamental del patrimonio histórico en Andalucía", siendo este retablo mayor de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción una de las principales obras de la arquitectura que tenemos en Andalucía. Por último, el secretario general recordó que es la primera vez en nuestro país que se ponen en marcha esta línea de ayudas para conservar el patrimonio y el arte sacro.

Tras su intervención, tomaba la palabra el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, quien indicó que "los retablos son un libro abierto de catequesis", haciendo hincapié en que con esta restauración "una vez más la fe se hace cultura".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios