Subbética

"Angustiosa" preocupación en la Policía Local de Lucena: plantean no trabajar domingos y festivos

  • El sindicato mayoritario CSIF no descarta movilizaciones y acusa al alcalde, Juan Pérez, "de mirar para otro lado"

  • En una plantilla de 77 agentes, actualmente, 12 permanecen de baja médica y podrían sumarse los tres heridos en el suceso del viernes

Vehículos Policía Local de Lucena. Vehículos Policía Local de Lucena.

Vehículos Policía Local de Lucena. / El Día

Un complemento por peligrosidad “de risa” –cuantificado en 30 euros al mes-; la prolongada privación de pluses ligados a los domingos y festivos, sumadas, este año, a la disminución de horas extras por la cancelación de ferias o Semana Santa; o una merma de plantilla que impide los descansos ordinarios. Son las reivindicaciones prioritarias de CSIF, sindicato mayoritario de la Policía Local de Lucena, que tilda de “angustiosa” una tesitura intermitente y agravada en las últimas semanas.

Admiten que probablemente exploren protestas públicas y acusan al alcalde, Juan Pérez (PSOE), de “mirar para otro lado” cuando “hay cuestiones graves que solucionar”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios representa a unos 60 efectivos de una nómina total de 77. Además, su secretario general en el Ayuntamiento, José Antonio Capote, afirma que afiliados a otros organizaciones minoritarias presentes en este colectivo –USO, UGT y Sppme-, “están en sintonía” con estas peticiones reclamadas desde hace años, comunes "en toda la plantilla".

Solicitan al equipo de gobierno “una actualización y revisión” de los epígrafes específicos de peligrosidad y penosidad, compensaciones que reconocen la singularidad de su función pública. Capote resalta que la empresa externa encargada de la última evaluación de la Valoración de los Puestos de Trabajo efectuó una ponderación de la peligrosidad y penosidad “que dista mucho de lo que actualmente cobramos”.

Actualmente, continúa rigiendo la VPT aprobada en 2006. “Después se han impulsado otras dos”, apunta José Antonio Capote, que nunca se han terminado, invirtiéndose mucho tiempo, esfuerzo y dinero”.

Otra fricción entre el Consistorio y estos profesionales radica en la retribución de los domingos y festivos. “Desde hace 14 años no se pagan”, exponen desde CSIF, una práctica dilatada, subrayan, que contravendría el acuerdo marco de la administración local. En consecuencia, advierten de que emprenderán la vía judicial y, en la negociación preceptiva del último trimestre de presente ejercicio, propondrán eliminar del cuadrante de 2021 los turnos tanto en las jornadas dominicales como los días no laborables. Un catálogo de las propuestas troncales era remitido hace unos dos meses al equipo de gobierno.

Finalmente, evidencia profunda preocupación por la reducción sistemática de la plantilla, que cifra en un 10% “desde que es alcalde, Juan Pérez”. Actualmente, las bajas médicas ascienden a 12 y, en breve, se podrían sumar otros tres agentes más, el pasado viernes, por las lesiones provocadas por tres individuos, sin mascarilla, que se negaron a identificarse. “Hay que cubrir los turnos mínimos y no te dejan descansar”, asegura Capote, quien manifiesta que, a consecuencia del último suceso, “la preocupación es  máxima y las llamadas de policía no cesan”.

El concejal de Seguridad Ciudadana resta importancia

En su réplica, el concejal de Seguridad Ciudadana, José Pedro Moreno (PSOE), ha querido minimizar y acotar la extensión del “malestar” entre la Policía Local. Aseverando que “los mínimos se están cumpliendo”, ha admitido que, normalmente, dos patrullas –de dos agentes cada una- vigilan la totalidad del término municipal de Lucena. Encuadrados en la estrategia de vigilancia por el coronavirus, “algunos refuerzos” añaden otra pareja más.

El edil socialista ha recalcado que el Ayuntamiento respeta los días de asuntos propios, formación y vacaciones y “vela siempre” por la seguridad, citando, como ejemplos, la compra de chalecos antibala o la comunicación, mediante “tecnología punta”, implantada con fuerzas y cuerpos de seguridad nacionales e internacionales.

Al respecto de los miembros de la plantilla, ha anunciado la convocatoria de tres plazas de promoción interna –dos oficiales y un subinspector- y ocho de agentes de base, aparte de otra por movilidad. “Igual que dicen que hay agentes que se quieren ir, otros quieren venir, como dos de Almodóvar que no pueden porque el Ayuntamiento no los deja”.

Moreno Víbora no ha restado legitimidad a las solicitudes de los sindicatos policiales, ha sostenido que el contacto es fluido y permanente –afirmaciones compartida por CSIF- y se ha mostrado predispuesto a negociar, aunque ahora, ha dicho, “estamos en una situación muy complicada”. No obstante, sí ha mostrado su rechazo a modificar la actual VPT.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios