Cinegética

Varios podencos de rehalas de Córdoba desafían a la covid-19 en la edición más digital de Intercaza

  • Alrededor de una decena de perros se pasea por la ciudad en una de las pocas actividades presenciales de la feria cinegética

Rehalas participantes. Rehalas participantes.

Rehalas participantes. / Juan Ayala

La crisis sanitaria se ha llevado por delante una gran cantidad de eventos a celebrar en toda la provincia de Córdoba. Muchos de ellos han intentando mantener su carácter participativo y no desaparecer del todo del calendario, lo que ha provocado una oleada de citas telemáticas con el turismo, la gastronomía y, por qué no, la actividad cinegética.

Sobre esto último versa la feria Intercaza, que este año cumple su edición número 24 y cuyas actividades se celebran, principalmente, de manera digital. Cada año, la explanada del Palacio de la Merced acoge esta feria a la que asisten miles de personas, tanto relacionadas con el mundo de la caza como ajenas al mismo.

Animales, materiales, charlas... un sinfín de actividades tejen el programa de Intercaza cada año. Sin embargo, debido a la crisis sanitaria provocada por la covid-19, esto no va a ser posible. Sin embargo, una de las citas más destacadas la programación de Intercaza sí que ha mantenido su carácter presencial, el paseo de las rehalas de perros.

Uno de los perros de una rehala. Uno de los perros de una rehala.

Uno de los perros de una rehala. / Juan Ayala

Cada año, por estas fechas, cazadores ataviados con todos sus enseres pasean a parte de sus rehalas por las calles de Córdoba, dejando admirar el porte de estos canes, en su mayoría podencos. Esto se ha querido mantener en este 2020 a pesar del coronavirus, lo que ha permitido ver estas rutas caninas por zonas como la plaza del Cristo de los Faroles, los Jardines de Colón o Las Tendillas.

Han sido, eso sí, menos numerosos que otros años. En esta ocasión se han traído lo que se denomina collera, perros en grupos de dos, teniendo en cuenta que una rehala puede aglutinar desde 16 hasta 24 animales.

Rafael Martínez ha participado con dos de sus podencos en este paseo. Viene desde Cerro Muriano, aunque también hay presencia de la provincia, con rehalas de Adamuz, por ejemplo. Explica que otros años la participación es bastante más numerosa, pero la covid-19 ha reducido la misma drásticamente.

Rehalas por la calle Cruz Conde. Rehalas por la calle Cruz Conde.

Rehalas por la calle Cruz Conde. / Juan Ayala

Sobre el podenco como raza ideal para una rehala ha destacado que se trata de un perro "fuerte, valiente y ágil" que además "se recupera pronto". A estos animales, cuenta Martínez, se les trata y se les cría durante todo el año "como si fueran atletas" para que estén preparados para las monterías.

Monterías que este año, comenta este cazador, tendrán muchas restricciones, aunque todavía están a la espera de saber cuáles serán exactamente.

Y siguiendo con las rehalas, los perros que las componen (que en el caso de los podencos suelen tener de 2 a 9 años) tienen la función principal de levantar la presa, es decir, activar a los animales que se pueden cazar.  

Rafael Martínez, junto a dos de sus podencos. Rafael Martínez, junto a dos de sus podencos.

Rafael Martínez, junto a dos de sus podencos. / Juan Ayala

Aunque los perros no son las únicas herramientas de los cazadores a la hora de las monterías. En este paseo por Córdoba han venido preparados con todo el material necesario, como la caracola, que sirve para tocarla en el momento de la recogida, o el cuerno, que cumple la función del antiguo trabuco, es decir, guardar la pólvora. Las medidas de seguridad, eso sí, no les han permitido traer el cuchillo de monte, también esencial a la hora de cazar.

Más actividades

Además del paseo de rehalas, Intercaza ha continuado con su actividad, tanto presencial como telemática. También este domingo se ha celebrado una ruta perruna en canoa que ha partido desde el parque fluvial Fuente del Río, en Villafranca.

Dentro de las actividades online, ha tenido lugar un acto de reconocimiento al mundo de la caza, retransmitido a través de Facebook, y en el que se han entregado los siguientes premios: Caracola de oro honorífica a las principales entidades impulsoras de las rehalas y la montería española como bien de interés cultural a la Federación Andaluza de Caza, a la Asociación Española de Rehalas y a la Asociación Empresarial de Criadores y Titulares de Cotos de Caza de Andalucía (Ateca).

También se ha entregado el Premio de caza y safaris al Colectivo Defensor de la Caza en Redes Sociales y se ha reconocido a la Asociación de Rehalas de Córdoba.

Otro de los participantes. Otro de los participantes.

Otro de los participantes. / Juan Ayala

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios