Unas 150 personas protestan contra la implantación de la ZEPA

Valle del guadiato

Los manifestantes, convocados por Asaja y secundados por el Partido Popular, inciden en que la declaración ambiental perjudicará a la economía de la comarca

Los manifestantes, a las puertas del edificio de las delegaciones provinciales de la Junta.
Los manifestantes, a las puertas del edificio de las delegaciones provinciales de la Junta.
Juan Ruz

10 de octubre 2008 - 05:01

La organización agraria Asaja sigue empeñada en que la declaración como Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA) de unas 34.000 hectáreas del Valle del Guadiato supondrá "una degradación" de esta comarca. Ayer, unas 150 personas se concentraron a las puertas de la Delegación de Medio Ambiente en la calle Tomás de Aquino de la capital para hacerle ver a la Junta de Andalucía su oposición al decreto que protege tierras guadiateñas.

A esta protesta convocada por Asaja no faltaron dirigentes de la organización, cargos públicos del Partido Popular (como el secretario general, Federico Cabello de Alba o el portavoz en la Diputación, Luis Martín) y vecinos de casi todos los municipios del Guadiato, a los que acompañaron también las alcaldesas populares de Los Blázquez y Fuente Obejuna -Justa Sáez y María Isabel Cabezas- y el regidor socialista de Valsequillo, Pedro Barbero.

El presidente de la patronal agraria, Ignacio Fernández de Mesa, fue tajante al asegurar que la ZEPA es una "barbaridad" y un "capricho". Añadió que acabará por "paralizar progresivamente" el desarrollo de este área "deprimida" de Córdoba. Por último, afirmó que para proteger la naturaleza no es "necesario menoscabar la economía, el turismo y la agricultura de la zona", a la vez que valoró la presencia en la manifestación de los alcaldes.

El máximo dirigente de Asaja abogó por hacer compatible la actividad agraria con la ambiental en el mundo rural y avanzó que ya hay ejemplos en los que el alto grado de protección de determinadas zonas no ha gustado a la población, como es el caso del Parque Natural de las Sierras Subbéticas o el de Los Alcornocales, en Cádiz, donde, según Fernández de Mesa, los alcaldes socialistas de ese entorno piden más flexibilidad a la Junta.

La alcaldesa de Fuente Obejuna fue también muy dura con la Consejería de Medio Ambiente al afirmar que el decreto de la ZEPA se ha aprobado sin ningún tipo de consenso con ningún sector de la comarca del Valle del Guadiato, obviando a todos los colectivos, asociaciones y ayuntamientos de la zona. María Isabel Cabezas dijo que la ZEPA es un retroceso "muy grande" para los ganaderos y los agricultores de la comarca, pero también para "todos los proyectos que se pretende llevar a cabo, como las líneas eléctricas o la planta termosolar" que está previsto que se desarrolle en Fuente Obejuna.

Según Asaja, la ZEPA del Guadiato es la más grande de la Unión Europea en referencia al número de aves a proteger, ya que según la propia Junta hay unas 80 avutardas y con una población en creciente aumento.

Lo último