Balance

La ocupación de los alojamientos rurales de la provincia de Córdoba supera el 80%

  • La delegada de Turismo reconoce que la situación del sector turístico en la capital es "preocupante"

Cortijo Los Mármoles, en Carcabuey. Cortijo Los Mármoles, en Carcabuey.

Cortijo Los Mármoles, en Carcabuey. / El Día

La delegada de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía en Córdoba, Purificación Joyera, ha afirmado que la "tranquilidad", sin masificaciones, que ofrecen los pueblos cordobeses, y la "seguridad", con "incidencia cero" del covid-19 en muchos municipios de la provincia, está haciendo que el turismo rural en Córdoba alcance índices de ocupación del 80%, "e incluso del cien por cien" en algunas localidades.

Así lo ha destacado Joyera, en una entrevista concedida a Europa Press, en la que reconoce que, no obstante, la situación del sector turístico es "dura" y "procupante" en la capital cordobesa, que era hasta ahora el principal destino turístico en la provincia, pero que este año ya ha sufrido "la pérdida total de la época fuerte", es decir, la primavera, lamentando la delegada que el verano también "está siendo muy duro".

En contraposición, el turismo rural en los municipios de la provincia está alcanzando "una ocupación del 80% e incluso del cien por cien" en algunas localidades, pues "tenemos una gran variedad de casas rurales con piscina en pueblos en los que la tónica ha sido la tranquilidad" durante toda la pandemia.

La consecuencia es que el turista prefiere esta opción frente a la "masificación que puede haber en las capitales", marcando así una tendencia que favorece al "turismo de naturaleza y de grupos reducidos", de ahí la necesidad, según ha defendido Joyera, de "integrar de forma definitiva la oferta de la capital y la provincia", para "competir en bloque" frente a otros destinos.

Esto quiere decir, según ha argumentado la delegada de Turismo de la Junta, que la oferta turística de la capital y la de la provincia no pueden competir entre sí, al contrario, tienen que ser "complementarias" en un contexto nacional en el que Córdoba se sitúa en "la primera categoría".

Hay que entender, sobre todo en la nueva situación generada por la pandemia del coronavirus, que "el atractivo" de Córdoba no está solo en la capital, sino también en "nuestros pueblos", que igualmente cuentan "con un gran patrimonio histórico y artístico", fundamentalmente en sus "iglesias, parroquias y ermitas", con "auténticas joyas de la arquitectura", y también con su oferta de turismo de naturaleza y ocio, pues no se puede olvidar que la provincia cuenta con playas de interior, y la rica variedad de su turismo gastronómico.

Joyera ha argumentado que no se puede desdeñar "el atractivo" que para muchos turistas supone el poder "disfrutar de un salmorejo fresquito" o de muchos otros platos únicos de la gastronomía cordobesa, que se apoyan en productos de alta calidad, procedentes de las denominaciones de origen cordobesas, de aceites de oliva, vinos, vinagres e ibéricos.

De hecho, ello tiene que ver también con un hecho objetivo que, dada la situación actual, beneficia a Córdoba, y es que, "por suerte o por desgracia, el turista que ya venía a la provincia era" y sigue siendo, sobre todo ahora, "mayoritariamente nacional", pues aunque la Junta mantiene la promoción de Córdoba para el turismo extranjero, lo cierto es que la provincia atrae más "al turista nacional".

Por eso, según ha señalado la delegada de Turismo, "hay que seguir posicionándose" en el ámbito del "turismo de interior", para el visitante español, a la vez que se busca "al turista extranjero, que no venía a Córdoba, pero que, en estas nuevas circunstancias, tal vez sí pueda verse interesado".

En cualquier caso, ha insistido en que la capital y la provincia no pueden competir entre sí, sino que deben complementarse y presentarse como un todo, diferenciado frente a otros destinos y sabiendo "en qué liga competimos", que es la de "la de la más alta categoría, al nivel de cualquier otro destino turístico de Andalucía", según ha subrayado. 

Además, según ha concluido, "tenemos la suerte de que, en nuestra provincia", en muchos municipios hay "incidencia cero del virus y eso también es un reclamo" que se debe utilizar, porque, "tanto para extranjeros, como para nacionales, la seguridad" es un atractivo muy importante.

"Evidentemente, nadie puede garantizar que un sitio esté totalmente expedito de virus, pero sí que se puede garantizar qué es lo que se está haciendo" para evitar la presencia del covid-19, ha señalado y ha añadido que "la incidencia es cero o muy baja", adoptando para ello medidas respaldadas por "el sello de Andalucía Segura", que promueve la Junta y que "es totalmente gratuito para los establecimientos turísticos", de hostelería y también comercios, siendo "un aval para el turista", en cuanto a que se están "cumpliendo las normas sanitarias" para evitar la presencia y transmisión del coronavirus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios