Subbética

El alcalde de Lucena pide reducir los grupos de convivencia por la "considerable magnitud" de los contagios

  • El número de contagios diagnosticados en los últimos 14 días sube a 53, con un importante aumento durante el pasado fin de semana

  • El Ayuntamiento analizará, por barrios, las aguas fecales con la intención de adoptar medidas por sectores poblacionales

Juan Pérez y Carmen Gallardo Juan Pérez y Carmen Gallardo

Juan Pérez y Carmen Gallardo / El Día

El ascendente volumen de casos de coronavirus testado en Lucena –25 sólo el pasado fin de semana- conlleva la reactivación de restricciones y limitaciones impuestas entre marzo y junio. El alcalde, Juan Pérez (PSOE), solicita a la población disminuir el número de los integrantes de “los grupos de convivencia” porque la pandemia en la localidad recobra una “considerable magnitud”, reflejada en los 53 contagios diagnosticados, por prueba PCR, en 14 días; 42, de este número global, registrados únicamente en las últimas siete jornadas.

Los portavoces de los grupos políticos precisarán este martes las primeras medidas de precaución sanitaria y social en este segundo ciclo de repunte de la pandemia. Un decreto de alcaldía, que, probablemente, se publicará el miércoles, enumerará unas decisiones basadas en un listado de medio centenar de propuestas, algunas de ellas “piloto”, compartido hoy lunes en la reanudación de la comisión especial sobre el covid-19.

Entre otros acuerdos, ya se estudia, como ha sucedido en localidades del entorno, la interrupción del mercadillo; el cierre de parques infantiles, biosaludables o al aire libre; y es altamente probable la suspensión del concierto de Coque Malla, previsto el 10 de septiembre en la plaza de toros.

Para el regidor lucentino, los datos que constatan el avance del virus alarman e inquietan “no tanto por el número, sino por la progresión”, intensificada “de manera importante”. Hasta ahora, la mayoría de los enfermos son “asintomáticos”, una tendencia que, matiza Pérez, supone que “podemos contagiar”, sin saberlo, “a personas que están a nuestro alrededor”. En síntesis, ha hablado de “una etapa delicada”.

En una comparecencia de 30 minutos, en diversas ocasiones, como mensaje principal y esencial, ha reclamado responsabilidad “individual y colectiva”, toda vez que, a su juicio, es el “único” modo de impedir la transmisión incontrolada del coronavirus.

La Policía Local procederá "con mano dura"

Al tiempo que admitía Pérez la imposibilidad de ubicar, permanentemente, a un agente en “cada rincón” de Lucena, revelaba que la Policía Local ha recibido instrucciones para proceder “con mano dura” sobre quienes prescindan del uso de la mascarilla o incumplan cualquier normativa vinculada a la alerta sanitaria. Incluso, junto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, vigilará el cumplimiento de la cuarentena tanto de los infectados como de quienes hayan mantenido contacto directo con pacientes con PCR positivo y sean conminados por los rastreadores a aislarse en sus viviendas.

El reinicio de la desinfección de la vía pública, con una periodicidad de dos días a la semana, hasta final de este año, es otra de las actuaciones contempladas, así como incrementar y segregar los análisis del saneamiento a fin de comprobar o descartar la presencia del coronavirus en las aguas fecales y, en su caso, aplicar pautas específicas en barrios determinados.

En los primeros días de septiembre, una vez concluidos los planes de contingencia y organizativos en los centros escolares, responsables municipales y equipos directivos de colegios e institutos celebrarán diferentes reuniones con el objetivo de “coordinarnos en todos los sentidos”, ha avanzado Juan Pérez. Por ejemplo, el Ayuntamiento, la Policía Local y los agentes implicados trabajan en la instalación de vallas en los entornos de los recintos educativos; ejecución de actuaciones tendentes a diferenciar entradas y salidas y la reorganización de los accesos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios