Hornachuelos

La Junta advierte al Gobierno que la ampliación de El Cabril tiene que negociarse antes

Centro de almacenamiento de residuos nucleares de El Cabril, en Hornachuelos. Centro de almacenamiento de residuos nucleares de El  Cabril, en Hornachuelos.

Centro de almacenamiento de residuos nucleares de El Cabril, en Hornachuelos. / Olga Labrador / Efe

La Junta de Andalucía ha advertido al Gobierno Central de que la ampliación de celdas en El Cabril, para asumir los residuos que salgan del cierre de las centrales nucleares españolas, debe pasar por una negociación previa entre ambos ejecutivos.

Así lo ha avisado en Córdoba la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible del Gobierno autonómico, Carmen Crespo, quien ha asegurado que, "en este momento", la Junta no tiene "ninguna petición" acerca de esta ampliación que "permita plantearnos qué hacer con ello".

Por ello, Crespo ha manifestado que en el seno del Gobierno andaluz liderado por el popular Juanma Moreno no se tiene la costumbre de "posicionarnos por proyectos que no conocemos", aunque sí ha avisado de esa negociación previa.

Según la consejera de Agricultura, ampliar la capacidad de almacenaje de El Cabril, en el municipio cordobés de Hornachuelos, es una cuestión "de alto nivel" por lo que "si hay cualquier tipo de necesidad o ampliación al respecto tendrán que hablarlo ambos gobiernos, no solamente una empresa" -en este caso, la nacional Enresa-. El asunto, ha insistido Crespo, "tiene que ver con el Gobierno de la Junta y con el Gobierno de España".

Las aspiraciones de Enresa, tal y como avanzó el Día, es ampliar, en un primer paso, el cementerio nuclear de Hornachuelos con 12 celdas más hasta 2028 para luego, esto sin horizonte temporal, añadir otras 15 hasta llegar a 27 espacios nuevos.

La necesidad de esta ampliación reside en dos factores: el primero es el cierre de las centrales nucleares del país, que generará más de 200.000 metros cúbicos de residuos que, segundo, tendrán que ir sí o sí a El Cabril porque es el único almacén de residuos radiactivos de baja y media actividad de España.

Ahora mismo, el Cabril tiene 28 celdas que están a un 80% de su capacidad. La instalación complementaria para restos de muy baja actividad dispone de autorización para cuatro celdas –29, 30, 31 y 32– con una capacidad total de 130.000 metros cúbicos, las cuales se van construyendo según las necesidades. Hay dos celdas de muy baja actividad en operación –celdas 29 y 30– y ya han empezado los trabajos internos previos para la construcción de la número 31, cuya entrada en operación se prevé en torno a 2026.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios