Campiña Sur / Vega del Guadalquivir

El “año intenso” de Fuente Carreteros y La Guijarrosa tras su segregación

  • El municipio carreteño trabaja en la ampliación de la sede del Consistorio y en un museo

  • La Guijarrosa tiene como principal reto para este año la mejora de las infraestructuras

El alcalde de La Guijarrosa, Manuel Ruiz, celebra la segregación el 3 de octubre de 2018. El alcalde de La Guijarrosa, Manuel Ruiz, celebra la segregación el 3 de octubre de 2018.

El alcalde de La Guijarrosa, Manuel Ruiz, celebra la segregación el 3 de octubre de 2018. / El Día

Después de mucho tiempo de espera y de numerosos informes a favor y en contra de esta decisión, ya se ha cumplido un año desde que el pasado 2 de octubre de 2018 el Ejecutivo andaluz respaldó la petición de la Diputación de enero de 2014 y respondió a la reivindicación histórica de segregación de la Guijarrosa, hasta ese entonces dependiente de Santaella, y Fuente Carreteros, que pertenecía a Fuente Palmera.

El proyecto de decreto por el que se aprobó la creación de los dos municipios, trajo consigo lágrimas de alegría y celebración entre los habitantes de ambos pueblos, y ahora, las dificultades y retos las afrontan los ayuntamientos para responder a las expectativas de los habitantes.

Fuente Carreteros nació como municipio con plenos derechos y deberes con un censo de 1.115 habitantes, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El alcalde, José Manuel Pedroza (Olivo), que prestó juramento o promesa ante la Constitución Española en ese momento, ha comentado a el Día que este primer año ha resultado “muy intenso”, pues han trabajado en la puesta en marcha del Ayuntamiento, toda vez han mantenido reuniones con distintos organismos en busca de soluciones a los principales problemas de la comunidad, incluido Hacienda y el TSJA para la puesta en funcionamiento del juzgado, que ya tiene jueza asignada, y también del Registro Civil.

Entre otras cosas, el alcalde ha asegurado que el municipio “nació sin deudas con el Ayuntamiento matriz”, aunque en su momento los decretos de la Consejería de Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática elevaron a un 10% las obligaciones que Fuente Palmera podría reclamar por la segregación, mientras que en Santaella se llegaría al 22%; aún así, ambos municipios mantuvieron sus cuentas claras.

El alcalde ha explicado que están agotando el presupuesto de 1,1 millón euros, aprobado en noviembre del año pasado, y ha precisado que aún trabajan con las ordenanzas del Ayuntamiento matriz.

Entre los próximos retos figura la compra de un edificio más amplio para la sede del Ayuntamiento, pues el actual “se ha quedado corto”. Pero el proyecto contempla además la construcción de un museo que reunirá la historia del pueblo y, para ello, ya han ido recibiendo donativos de los propios habitantes, que van desde máquinas de coser muy antiguas, libros, muebles y otros materiales que datan de hace más de 100 años.

Además, el regidor ha explicado que pretenden “poner en valor tradiciones propias como el Baile de los locos o los huevos pintados” para atraer a los visitantes y turistas a conocer el municipio. Además, ahora mismo buscan crear una comisión local de seguridad para los habitantes. Mientras lo gestionan, cuentan con un vigilante local para toda la comunidad.

La Guijarrosa nació como municipio con 1.383 habitantes, según el INE, y una superficie de 45,57 kilómetros cuadrados. Su alcalde, Manuel Ruiz, ha declarado que la transición no ha terminado, aunque ha calificado el año como “positivo”.

“Los problemas son los mismos que teníamos”, ha enfatizado, aunque entre los retos de este año la mejora en las infraestructuras son lo primordial, así como la creación de un pabellón deportivo, un campo de fútbol y la construcción de viviendas, que no se han podido avanzar por “problemas burocráticos”. Aunque es un pueblo pequeño, dedicado a la agricultura, el alcalde ha explicado que están trabajando en fórmulas para que los más jóvenes no abandonen el territorio.

Por otra parte, la subdelegada del Gobierno central en Córdoba, Rafaela Valenzuela, visitó la localidad a finales de septiembre para copresidir junto al alcalde, la creación de la Comisión Local de Seguridad de dicho municipio. En cuanto a la creación de los juzgados, la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, había establecido que el 1 de octubre de 2019 entrarían en funcionamiento los juzgados de paz de todos los nuevos municipios andaluces; sin embargo, en el caso de La Guijarrosa aún queda pendiente para las próximas semana, según ha explicado el regidor a este periódico.

Al respecto de la relación con el Ayuntamiento de Santaella, Ruiz ha expresado que “son buenas y de colaboración” y que ambos pueblos siempre tienen “las manos tendidas” para ayudar. Sin embargo, ha recordado que “un grupo político no veía bien la segregación en ese momento, pero eso ya está olvidado”, sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios