Agricultura

La Junta da seis meses de prórroga para la entrada en vigor del documento de transporte agrario digital

  • La Delegación de Agricultura asesora a más de 5.000 personas

  • El DAT incluye información sobre la producción, como su peso, origen o destino

Un camión carga en un camión sacas de naranjas. Un camión  carga en un camión  sacas de naranjas.

Un camión carga en un camión sacas de naranjas. / El Día

Estaba previsto que el Documento de Acompañamiento al Transporte (DAT) entrara en funcionamiento el 15 de octubre y, aunque así es, la Delegación de Agricultura de la Junta ha dado una prórroga de seis meses para "facilitar la gestión" del mismo de manera digital. Es el anuncio que ha hecho la delegada del ramo, Araceli Cabello, quien ha recordado que se trata de "un instrumento básico para conocer el origen y el destino de la producción" agrícola que se transporte.

Garantizar la seguridad y la trazabilidad de las producciones y acreditar la legítima procedencia y origen del producto son los objetivos principales de este nuevo documento que el transportista ha de aportar en cualquier momento a requerimiento de los agentes de de la autoridad. 

El DAT se puede realizar en formato papel o electrónico -en el móvil- y, por el momento, ambas modalidades convivirán. Para dar a conocer este sistema, desde la Junta se ha asesorado ya a unos 5.000 agricultores desde que se conoció que se iba a poner en marcha -hace poco menos de un año-. Cabello ha detallado que se ha tratado de "sesiones formativas por las dudas" que generaba su entrada en vigor.

"La provincia de Córdoba tiene que ver esto como un reto y una oportunidad para seguir demostrando que queremos seguir ofreciendo calidad", ha subrayado la delegada, quien no ha podido concretar el número de documentos que se han habilitado hasta la fecha. 

Para gestionar el DAT, en primer lugar, el titular de la explotación tiene que cumplimentar un formulario por cada porte o generarlo mediante su teléfono móvil u ordenador personal. A continuación, el transportista podrá aceptar el porte, mientras que el destinatario cerrará el proceso mediante la confirmación a través de aplicativo o recepcionarlo y conservando el formulario durante cinco años. 

Pero, ¿qué pasa si no se lleva este documento? Pues, según ha explicado Cabello, hay establecidas una serie de sanciones que podrán ser para el titular de la explotación por no confeccionar el DAT, para el transportista por no llevarlo y, también para el operador por no custodiarlo.

En definitiva, este documento es, según la delegada, como "una guía de transporte", al tiempo que ha recordado que hay productos en Córdoba que no necesitan llevarlo, como es el caso de la uva de Montiilla-Moriles, ya que en este caso tienen desde el año 2016 la Tarjeta del Viticultor, que es un sistema de control que sirve para validar la procedencia de la uva y tiene un chip de memoria que acredita la titularidad de los viñedos inscritos en el marco regulador.

La delegada, además, ha avanzado que será a lo largo de este mes cuando se convoque la orden que regulará el futuro Registro de Explotaciones Agrarias y Forestales de Andalucía (Reafa).

Garantía de la trazabilidad de la producción

Además del conocimiento de las distintas situaciones productivas, de las que puedan derivarse acciones de intervención en materia de seguridad alimentaria, este nuevo registro facilitará la trazabilidad como una herramienta imprescindible en situaciones de alerta alimentaria a la hora de localizar el origen de partidas y facilitar una rápida reacción, ya que permite seguir un alimento a través de todas las fases de producción, transformación y distribución.

Para asegurar esta trazabilidad en los alimentos procedentes de los sectores agrario y forestal que carezcan de guía específica, el Documento de Acompañamiento de Transporte servirá para acreditar el origen y destino del producto.

La implantación de este documento supondrá un cambio sustancial en la forma de organizar y controlar el transporte de este tipo de productos, mejorando la seguridad alimentaria y la trazabilidad de las producciones.

Igualmente, permitirá realizar el seguimiento de un producto agrícola, ganadero o forestal destinado a la cadena agroalimentaria en la fase de transporte desde la explotación a su primer destino de manipulación, almacenamiento o transformación, fundamental en caso de detección de peligros, para localizar el origen de partidas y facilitar una rápida reacción en caso de contaminaciones de origen alimentario. También acredita la legítima procedencia y destino en su transporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios