puente genil

La obra del desdoble de la calle Nueva de Miragenil costará casi 400.000 euros

  • El Ayuntamiento adjudica las actuaciones de la remodelación de la Cuesta del Molino por más de 180.000 euros

  • Los trabajos darán comienzo a final de mes o a principios de octubre

Barrio de Miragenil, en la localidad de Puente Genil. Barrio de Miragenil, en la localidad de Puente Genil.

Barrio de Miragenil, en la localidad de Puente Genil. / j. m. cabezas

El Ayuntamiento de Puente Genil anunció ayer la adjudicación de las obras de apertura del nuevo vial urbanístico paralelo a la calle Nueva, en el barrio de Miragenil; así como las de remodelación de la Cuesta del Molino, en el tramo comprendido entre la rotonda de Parejo y Cañero y la de las Cantarerías. Se trata de dos intervenciones que, en su conjunto, contarán con un presupuesto aproximado de unos 580.000 euros, una cantidad que, en palabras del portavoz del equipo de

gobierno municipal, José Antonio Gómez (PSOE), supondrá un ahorro con respecto a las cuantías inicialmente presupuestadas por el Consistorio.

El concejal socialista explicó que, en el caso de Miragenil, los trabajos encaminados a la apertura del nuevo vial serán ejecutados por la empresa Locsons -elegida de entre las 24 que optaban a la obra- cuentan con un presupuesto de 399.256,83 euros (IVA incluido), que rebaja en un 33% el total fijado, y tienen un plazo de ejecución de cuatro meses, dos menos de los seis que se habían previsto.

"Se trata de una infraestructura que resulta vital para el barrio de Miragenil y que completará la intervención que ya se está realizando con el Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA) en las calles Nueva y Herrera con el ensanchado del acerado y el embellecimiento del barrio", dijo Gómez. El concejal añadió que "la intervención creará una nueva calle que, discurriendo en paralelo a la calle Nueva tendrá acceso por calle Almonas, una conexión con la calle San Quintín -a altura del antiguo Bar Aguilar- y salida a la calle Herrera frente a la calle Boliche -a la altura del colegio Ramiro de Maeztu-".

"Además también se instalará todo lo que un nuevo vial conlleva, como es la red de alumbrado e iluminación; nueva red de abastecimiento y saneamiento, creación de arquetas, acometidas y conexión a la red general; red de telecomunicaciones, red de riego, arboleda, señalización e instalación de mobiliario urbano en toda esa nueva calle", afirmó el concejal.

En clave más política, el edil puso de manifiesto que "desde el equipo de gobierno municipal seguimos invirtiendo y apostando por Miragenil para saldar la deuda que este pueblo tenía desde hace mucho tiempo con un barrio histórico de nuestro municipio". "Cumplimos así con la palabra dada a los vecinos de trabajar para que Miragenil dejase de ser una travesía de acceso al municipio para convertirlo en un barrio con mayor seguridad para el peatón, más habitable para sus vecinos y que también mirase hacia el río", consideró.

Gómez también recalcó que "acabadas ya la nueva plaza y el primer tramo del paseo fluvial, continuamos con la remodelación y embellecimiento de la calle Nueva que está en marcha y, ahora, comienza la construcción del nuevo desdoble de salida del municipio", apuntó y agregó que "estas intervenciones continuarán con el futuro parque para el uso y disfrute en los márgenes del río, y un complejo de piscinas de ocio familiar al aire libre".

En relación a la intervención prevista en la Cuesta del Molino, que también será acometida por la empresa Locsons -cuya oferta se impuso a la de las otras 21 empresas que concurrían-, con un presupuesto de 181.410,96 euros y un plazo de ejecución de tres meses, el edil dijo que se trata de una obra necesaria por lo importante de la arteria para el municipio, y por la cantidad de averías que sufre en su margen derecho. La obra, anotó, "nos va a permitir renovar toda la red de abastecimiento desde Parejo y Cañero hasta las Cantarerías, así como adecentar todo el margen derecho -si se observa en sentido ascendente- creando un pequeño acerado en una zona que, en la actualidad, es de difícil tránsito peatonal al encontrarse en muy distintos acabados y alturas". "Sin lugar a dudas a dudas, será un gran avance para la seguridad vial de esa travesía, ya que actualmente, para los peatones, resulta difícil cruzarla debido a su anchura habiendo tenido en los últimos años algunos accidentes con atropello de peatones", precisó.

Con respecto al cumplimiento de los plazos, aspecto este en el que los vecinos de las zonas afectadas por las obras suelen hacer más hincapié, Gómez señaló que "en el pliego de condiciones se establece que el plazo de inicio de los trabajos no puede exceder los 15 días desde la firma del contrato". "Dado que la adjudicación se aprobó el pasado viernes 7 de septiembre, y aunque a principios de esta semana se estaba ultimando la redacción del contrato, esperamos que no se tarde mucho en ello, y en todo caso, arranquen a finales de septiembre o en la primera semana de octubre a más tardar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios