Vega del Guadalquivir

Fuente Carreteros busca relevo generacional para su danza de los Locos

  • El baile se representa este viernes, día de los Santos Inocentes, a las 12:00

  • El Ayuntamiento ofrecerá a mediodía el tradicional potaje 

José Manuel Pedrosa y Marisa Ruz, en la Diputación de Córdoba. José Manuel Pedrosa y Marisa Ruz, en la Diputación de Córdoba.

José Manuel Pedrosa y Marisa Ruz, en la Diputación de Córdoba. / El Día

Fuente Carreteros bailará este viernes, 28 de diciembre, su tradicional danza de los Locos, una muestra cultural que busca relevo generacional. El alcalde carretereño, José Manuel Pedrosa (Olivo), ha señalado que “nos encontramos ante una tradición única y singular que este año se vincula, además, a la celebración del 250 aniversario de la fundación del municipio”.

La danza de los Locos contará en esta ocasión con seis danzantes y un niño, que bailarán para interpretar esta tradición en la que se representará la protección de la loquilla (niños), a través de los danzantes (supuestamente madres), con el objetivo de salvarle de las manos de Herodes. El baile, de hecho, tiene lugar en la mañana del día de los Santos Inocentes.

El regidor ha insistido en que esta tradición, recuperada en 1982, “ha perdurado a través de los tiempos gracias a la transmisión oral de padres a hijos”. A ello también ayuda la puesta en marcha de una escuela por parte del Consistorio en la que actualmente hay 14 alumnos, niños y niñas, ha dicho Pedrosa. Los danzantes cuentan entre 20 y 30 años y son todos varones, aunque el alcalde ha dicho que las mujeres tienen las puertas abiertas a participar. “La salud de esta tradición estará asegurada mientras quieran participar los jóvenes”, ha dicho.

Tras la representación, que tendrá lugar a partir de las 12:00 en la plaza Real, el interés se traslada a la llamada Casa Grande, donde el Ayuntamiento ofrece su tradicional potaje navideño.

Respaldo de la Diputación

La responsable de Cultura de la Diputación, Marisa Ruz, ha destacado por su parte que este ritual festivo es, al igual que el baile del Oso, una seña de identidad de este municipio, y con su celebración “se asegura la supervivencia de tradiciones ligadas a los orígenes colonos del municipio que llegaron de Centro Europa en torno al siglo XVIII”.

Ruz ha insistido en que la danza de los Locos supone “una representación del patrimonio cultural de nuestra provincia, y que representa las matanzas de niños inocentes por parte de Herodes y de las hazañas de las madres que se vuelven locas por proteger a sus hijos”.

La Junta de Andalucía, por su parte, ha incoado un expediente para la declaración de estas danzas –así como las de San Isidro, de Fuente Tójar, y las espadas, de Obejo– como Bien de Interés Cultural (BIC). Se trata de un proyecto pionero en Andalucía, pues por primera vez se quiere reconocer la valía de tradiciones inmateriales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios