Campiña Sur

Las corporaciones bíblicas de Puente Genil aspirarán a convertirse en Patrimonio Mundial

  • El alcalde anuncia el inicio del trámite para proteger las singularidades de la Mananta

Esteban Morales interviene durante el Día de las Corporaciones Bíblicas. Esteban Morales interviene durante el Día de las Corporaciones Bíblicas.

Esteban Morales interviene durante el Día de las Corporaciones Bíblicas. / J. M. Cabezas

La Semana Santa de Puente Genil aspira a dar un paso de gigante. El alcalde, Esteban Morales (PSOE), avanzó ayer durante la celebración del Día de las Corporaciones que se van a iniciar los trámites para su reconocimiento como Patrimonio Inmaterial por parte de la Unesco. La idea es que el expediente englobe las principales singulares de la llamada Mananta: las corporaciones, las figuras bíblicas y la tradición de los cuarteles. Hasta el momento, sólo la Fiesta de los Patios, en Córdoba capital, y el toque del tambor de Baena ostentan este reconocimiento en la provincia.

Más allá de estos anuncios, las calles del municipio volvieron a ser escenario a lo largo de toda la jornada de esta iniciativa organizada por la Agrupación de Cofradías, Hermandades y Corporaciones Bíblicas, en colaboración con el Ayuntamiento y la Diputación, y que tenía como principal objetivo “dar a conocer y poner en valor las corporaciones y sus figuras bíblicas, como museos vivos y elementos autóctonos diferenciadores de nuestra Semana Santa”.

Se trata de una jornada de puertas abiertas, con la que se ofrece la posibilidad de visitar una serie de corporaciones bíblicas integradas en una ruta, identificadas por banderolas colocadas en las fachadas de los respectivos cuarteles.

El recorrido, diseñado a efectos de proximidad y que este año se centraba fundamentalmente en el barrio de la Isla, intentó mostrar a los visitantes el interior de los cuarteles, las figuras bíblicas que cada uno de ellos alberga, la idiosincrasia de la propia corporación y el conocimiento de buena parte de la historia de cada una de ellas.

Para organizar las visitas por las corporaciones que decidieron tomar parte en la actividad, y con la misión de poder dar a los visitantes una visión más aproximada acorde con el fin que se pretendía, la Agrupación de Cofradías realizó una invitación formal a los participantes para que realizaran el recorrido con la ayuda de un cartón de ruta, que podía adquirir en el primer cuartel que se visitara, y que pudo ser sellado con los distintivos de todos los cuarteles, de modo que una vez conseguidos todos los sellos de la ruta fue canjeado por un obsequio-regalo en el acto de clausura celebrado en el claustro del exconvento de Los Frailes.

Siete corporaciones bíblicas participantes

En total fueron siete las corporaciones que participaron este año, agrupadas todas ellas en la denominada Ruta Oro. En concreto, abrieron sus puertas: Las Virtudes Cardinales, Los Profetas, Primero de la Soledad, Segundo de la Soledad, Los Reyes de Israel y Judá, El Reinado de Esther y Los Babilonios. A todas ellas se les sumó la Hermandad del Calvario.

El programa de actos desarrollado para esta jornada de puertas abiertas comenzó en la plaza de la Mujer Manantera, y tuvo como eje temático Nuestra historia en imágenes, una manera de acercar a los visitantes a los orígenes, pasado y evolución tanto de los cuarteles como de la propia Semana Santa pontanesa como tal.

Del mismo modo, otro de los alicientes de la jornada fue la posibilidad de visitar el Museo Permanente de la Semana Santa, que fuera inaugurado hace tres años en las dependencias del exconvento de Los Frailes. Aquellas personas que adquirieron el cartón de ruta pudieron entrar a sus dependencias de manera gratuita, teniendo la posibilidad de admirar sus contenidos. Este museo es un gran reclamo para afianzar las visitas a la localidad, y mantener un lugar dedicado en exclusiva a dar a conocer los atractivos culturales, patrimoniales y religiosos de la Semana Santa, que complemente la oferta individual que actualmente ofrecen algunas cofradías y corporaciones bíblicas.

Finalmente, por la tarde, el exconvento de Los Frailes acogió el acto de clausura, donde se entregó un recuerdo a todas las corporaciones bíblicas, sirviendo también de punto de encuentro para todos los participantes en la jornada, que compartieron una degustación de Pedro Ximénez de Bodegas Delgado y dulce de membrillo de San Lorenzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios