Coronavirus Los alcaldes de Alcaracejos y El Guijo, en Córdoba, reconocen que se han vacunado en las residencias de sus municipios

  • José Luis Cabrera, del PSOE, asegura que le llamaron "pidiéndome que me vacunara" porque habían sobrado dosis

  • Jesús Fernández, del CDeI, pide perdón y dice que "entro y salgo de la residencia prácticamente cada día"

José Luis Cabrera, alcalde de Alcaracejos, y Jesús Fernández, alcalde de El Guijo. José Luis Cabrera, alcalde de Alcaracejos, y Jesús Fernández, alcalde de El Guijo.

José Luis Cabrera, alcalde de Alcaracejos, y Jesús Fernández, alcalde de El Guijo.

Los alcaldes de Alcaracejos y El Guijo, ambos municipios enclavados en la comarca de Los Pedroches de la provincia de Córdoba, ha reconocido que se han puesto la vacuna del coronavirus con dosis sobrantes en sendas residencias de sus localidades. Este hecho es similar al ocurrido la semana pasada en Torrecampo, donde a su alcaldesa, Francisca Alamillo (PSOE), también se le inoculó la primera de la dosis del medicamento.

Por un lado, el alcalde de Alcaracejos, Jose Luis Cabrera (PSOE), ha emitido un comunicado en el que informa de que él también se vacunó con una de la dosis sobrantes frente al covid-19 el pasado 31 de diciembre, cuando el equipo de sanitarios se encontraba vacunando a residentes y trabajadores de la residencia de mayores. Por otro lado, y en similares circunstancias, se vacunó el alcalde de El Guijo, Jesús Fernández (CDeI), el pasado 14 de enero, cuando el equipo se desplazó hasta la residencia de mayores Santa Ana.

Cabrera ha asegurado que "se me llamó pidiéndome que me vacunara dado que habían sobrado unas dosis y si no me la ponía se desecharía. En esos momentos, me encontraba en la puerta del edificio dando ánimos al personal, acompañando en la medida de lo posible a quienes recibían sus dosis en ese momento tan importante".

Sin embargo, ha reconocido que "si volviera atrás no me la hubiera puesto, porque yo no tenía intención de ello. Es más, si yo hubiera querido especular con la vacuna o dirigir su destino final, podría haber elegido a las personas de riesgo que yo creyera oportuno, antes que ponérmela yo".

El hecho de ponerse la vacuna lo consideró, según ha afirmado el propio alcalde, como un acto de dar ejemplo y confianza sobre la efectividad de la vacuna en unas jornadas en la que Alcaracejos fue de los primeros municipios en el planning de vacunación en las residencias de Los Pedroches.

Expone también Cabrera que fue el personal sanitario el que le manifestó que debía ponérsela para dar ejemplo de que se fiaba de la vacuna ante los residentes y los trabajadores de la residencia.

En unas circunstancias similares se vacunó Jesús Fernández, quien acudió al centro residencial el pasado 14 de enero para acompañar a los residentes y trabajadores en el proceso de vacunación. Fernández se ha excusado usando el mismo argumento que Cabrera al afirmar que, "según me trasladaron los sanitarios, si no se utilizaba se iba a tirar".

El alcalde de El Guijo ha manifestado también que "entro y salgo de la residencia prácticamente cada día para realizar todo tipo de labores" hecho por el que consideró que "si se iba a tirar una dosis" era "una buen decisión ponérmela".

Fernández ha pedido perdón a los ciudadanos "a los que pueda molestar dicha situación" y ha asegurado que "en ningún momento he obrado con mala intención ni para beneficiarme de mi papel de alcalde".

Por el momento, habrá que esperar para conocer si los partidos a los que pertenecen ambos políticos toman alguna decisión al respecto. En el caso de Francisca Alamillo, el PSOE de Andalucía ha apoyado la decisión de la dirección federal del partido de abrir un expediente cautelar de suspensión de militancia, si bien, de momento, conserva su cargo de alcaldesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios