Vega del Guadalquivir

El Consultivo tumba la licencia para la construcción de una gasolinera en el casco urbano de Palma del Río

  • El órgano andaluz rechaza el permiso por no llevar aparejada la necesaria calificación ambiental

Surtidor de una gasolinera. Surtidor de una gasolinera.

Surtidor de una gasolinera. / E. D. C.

El Consejo Consultivo de Andalucía ha tumbado la licencia de obra concedida por el Ayuntamiento de Palma del Río a Plenoil para la construcción de una gasolinera low cost en la avenida de Andalucía de la localidad, en pleno casco urbano.

Según han confirmado a el Día fuentes del Consistorio palmeño, se ha recibido el dictamen del órgano consultivo andaluz, que ha revisado de oficio la concesión de esta licencia y la ha rechazado por no contener la misma la necesaria calificación ambiental que debe llevar aparejada.

Desde el Ayuntamiento han explicado también que dado el silencio administrativo que hasta ahora había mantenido el Consejo Consultivo se entendía que la respuesta era positivo, sin embargo, no ha sido así. Ahora la empresa, han detallado las mismas fuentes, "puede hacer lo que estime conveniente", es decir, que puede volver a pedir la licencia.

Dicha licencia fue concedida por el Ayuntamiento de Palma a la empresa Plenoil en septiembre de 2019, aunque el proyecto se remonta al año 2018. La ubicación en pleno casco urbano de surtidores hizo estallar las quejas de los vecinos, que incluso formaron una plataforma para mostrar su rotundo rechazo al proyecto.

La empresa llegó a perimetrar la zona en la que pretendía montar la gasolinera y también se iniciaron las obras, algo que el Ayuntamiento llevó a la Policía Local por entender que no se estaban siguiendo los procedimientos establecidos. A pesar de que fue el mismo Consistorio el que concedió la licencia, la actual alcaldesa, Esperanza Caro de la Barrera, reconoció que no tenía claro si era posible levantar la gasolinera en esos terrenos.

Esto también se llevó las críticas de la oposición. El PP denunció la perturbación para los vecinos y el aumento de tráfico que supondría poner este tipo de surtidores en medio del casco urbano. Aún así, los concejales populares dejaron claro que no estaban en contra de la gasolinera, sino de su ubicación, mismo argumento que usa la plataforma vecinal, que entiende que hay terreno suficiente a las afueras como para tener que levantarla en medio del municipio.

Los populares de Palma del Río criticaron además la manera "unilateral" de gestionar todo este asunto y advirtieron que, de existir problemas legales, "la responsabilidad es exclusivamente del equipo de gobierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios