Diputación de Córdoba

El cogobierno rechaza debatir una moción para crear una comisión sobre la Fundación Botí

  • "No hablamos de un delito, sino de que no se han cumplido unos objetivos", insiste Ruz

  • El PP pide una auditoría externa de la institución y conocer toda la documentación

La presidenta de la Fundación Rafael Botí, Marisa Ruz, durante el Pleno. La presidenta de la Fundación Rafael Botí, Marisa Ruz, durante el Pleno.

La presidenta de la Fundación Rafael Botí, Marisa Ruz, durante el Pleno. / Juan Ayala

Comentarios 0

El cogobierno de PSOE e IU en la Diputación de Córdoba ha hecho prevalecer su mayoría en el Pleno para rechazar debatir una proposición presentada por el PP con carácter urgente que solicitaba una comisión especial informativa para "analizar y aclarar todas las graves acusaciones" vertidas en los últimos días sobre el cese del gerente de la Fundación de Artes Plásticas Rafael Botí. La diputada provincial de Cultura y presidenta de la institución, Marisa Ruz, ha insistido varias veces en que "no hablamos de un delito".

El alcalde de Cañete de las Torres, Félix Romero (PP), que se ha incorporado hoy al plenario en sustitución de María Jesús Botella tras su nombramiento como delegada de Salud, ha insistido en esta petición durante el turno de ruegos y preguntas, en el que también ha reclamado una auditoría externa de la institución, copia de todos los expedientes que hacen referencia a la destitución y de las actas. Romero ha explicado que el espíritu de la comisión es abordar el asunto con la participación de políticos, técnicos y personal del mundo de las artes.

Ruz le ha respondido que la propia Diputación "tiene sus mecanismos de fiscalización, a los que nos sometemos todos". "Mi responsabilidad es ver que no funcionan las cosas según los objetivos planteados, y se toma la decisión del cese de un puesto que es de confianza", ha explicado. "Son motivaciones argumentadas, no un delito, y son las explicaciones que se dieron en el consejo rector", ha dicho. Y ha insistido: "No hablamos de un delito, sino de que no se han cumplido unos objetivos".

La diputada de Cultura ha reiterado al PP que este tipo de propuestas se debe llevar al consejo rector, de donde ha recordado que "sólo ha habido una dimisión". "Y con la información que tenemos ahora posiblemente no se habría producido". "No hay nada que esconder ni ocultar. Es el cese de un cargo de confianza. No hemos hecho acusaciones, sino que hemos verificado datos. El cese de la confianza no hay que argumentarlo tanto, pero estamos dispuestos a hacerlo", se ha extendido. Ruz ha dicho hablar "desde la absoluta tranquilidad y transparencia y ofreciendo mano tendida". "Si alguien ha entendido que había un filón, la veta está más que agotado", ha intentado zanjar.

En respuesta al PP, Ruz ha abundado en que a principios de mandato se recuperó la comisión técnica, porque "durante el anterior gobierno no hubo". Se trata, ha aclarado, de un grupo consultivo, por lo que "sus decisiones no son vinculantes como recogen los estatutos". Según estos, además, las compras o los presupuestos, "son decisiones indelegables de la presidencia". "Y no se puede hacer nada, ni comprar una botella de agua, sin la firma de la presidencia", ha insistido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios