Alto Guadalquivir

La iglesia de San Sebastián de Montoro cierra por riesgo de derrumbe

  • El arquitecto del Obispado confirma un hundimiento parcial de la cubierta

  • El templo fue sometido a un tratamiento contra las termitas hace tres años

Interior de la iglesia de San Sebastián de Montoro. Interior de la iglesia de San Sebastián de Montoro.

Interior de la iglesia de San Sebastián de Montoro. / Turismo de Montoro

Las lluvias de los últimos días han terminado por sumir en la ruina la iglesia de San Sebastián de Montoro. El templo, ubicado en el barrio de la Silera y construido a finales del siglo XVI, ha quedado cerrado al culto "por riesgo de derrumbe hasta su arreglo", según ha informado este domingo en su perfil de Facebook la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, de la que depende. El párroco Juan Vicente Ruiz Soria ha explicado que el servicio de arquitectura del Obispado ha confirmado la existencia de un hundimiento parcial del tejado, por lo que ha optado por cerrar el templo para evitar riesgos.

Los montoreños han asistido en los últimos años al declive de la estructura de esta ermita, que en los documentos aparece citada por primera vez en 1589. Tres años atrás, la estructura fue sometida a un tratamiento contra las termitas que resultó satisfactorio, y hace unas semanas un técnico constató que todo iba bien. Pero las goteras de las cubiertas han terminado por dañar la cubierta del edificio y las vigas de madera, hasta el punto de tener que cerrar al culto por el riesgo de que se produzcan desprendimientos.

En la iglesia de San Sebastián se han escrito muchas páginas del extenso libro de la historia montoreña. El edificio, por ejemplo, formó parte de la antigua enfermería en la que San Francisco Solano, patrón de Montilla, atendía a los apestados junto a Fray Buenaventura. Y es que, en 1583, la peste bubónica, popularmente conocida como peste negra, asoló la ciudad del Alto Guadalquivir.

Desde el punto de vista arquitectónico, San Sebastián es una iglesia gótica-mudéjar de planta basilical, con reformas y añadidos de los siglos XVII y XVIII. En el conjunto sobresalen elementos realizados en piedra molinaza típica del casco antiguo de Montoro, como las cornisas, los paramentos y otras partes que ahora se encuentran tapadas por la cal. El interior, cerrado, lo conforman tres naves con cabecera plana en la que se ubican la sacristía, la capilla del Sagrario y el altar principal, que preside la Virgen de las Angustias. 

El templo también tiene un gran protagonismo en la Semana Santa, que ahora opta a la declaración como Fiesta de Interés Turístico Nacional. En la tarde del Viernes Santo, aquí inician su estación de penitencia las imágenes titulares de la Cofradía del Cristo de la Misericordia y las Angustias, así como el Santo Sepulcro. Las Angustias, de Pío Mollar, solo conservan una mano de la antigua talla, destruida en la Guerra Civil. Las imágenes serán trasladadas el viernes 13 de diciembre a la parroquia del Carmen, mientras que la misa del miércoles será a las 09:00 también en el Carmen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios