Aves protegidas

El castillo de Belmez y la Subbética, los hogares del vencejo real en la provincia de Córdoba

Un vencejo real en pleno vuelo. Un vencejo real en pleno vuelo.

Un vencejo real en pleno vuelo. / SEO BirdLife

Los vencejos son unas aves protegidas por su alto valor para mantener el equilibrio del ecosistema ya que mantienen a raya a los insectos. Esto es, evitan que proliferen y puedan llegar a dañar los cultivos o incluso ser vectores de transmisión de enfermedades. En la península ibérica hay cuatro tipos de estas aves: el vencejo pálido, el común, el cafre y el real. Este último está muy poco extendido por la provincia de Córdoba y solo se puede avistar en los alrededores del castillo de Belmez y en la Subbética.

En el primer caso, la colonia anida en el propio castillo, mientras que en el segundo se centra, sobre todo, en los cortados de la sierra en torno a Zuheros. Con una longitud de unos 21 centímetros y una envergadura de 57, se trata del más grande y vistoso de los vencejos españoles.

Presenta una silueta típica en forma de ballesta, cola corta y levemente ahorquillada, y alas muy largas y estrechas, de aleteos lentos. Su pico es corto, plano y con la boca muy ancha; sus patas emplumadas y extremadamente cortas, tanto que le impiden posarse en el suelo. De hecho, los vencejos solo se posan para reproducirse; pasan la mayor parte de su vida en el aire. Su color es pardo oliva, más oscuro en las alas, con dos destacadas áreas blancas en el vientre y la garganta, separadas ambas por un collar parduzco.

Sí está más extendido el vencejo pálido, del que hay varias colonias en la provincia. Por ejemplo, es "impresionante" la que anida en el rosetón gótico de la iglesia de San Miguel de Córdoba capital, donde a pesar de que hay ahuyenta-palomas, consiguen meterse, explica Carlos Flores, miembros del grupo local de la Sociedad Española de Ornitología SEO/BirdLife en Córdoba.

Otra colonia muy interesante de vencejo pálido, aunque hay alguna proporción de común, es la del Hospital Provincial de Córdoba. En las barandillas de la sexta y la octava planta hay unas 250 parejas, un "sitio bastante peculiar".

También en la capital, es interesante la población que hay entre la plaza de San Juan de Letrán y el cine Delicias, o la de la iglesia de San Pedro de Alcántara, en la Judería, con una "comunidad enorme".

Pollos en una de las cajas-nido del polideportivo de Cabra. Pollos en una de las cajas-nido del polideportivo de Cabra.

Pollos en una de las cajas-nido del polideportivo de Cabra.

Las colocación de cajas-nido

El grupo local de la Sociedad Española de Ornitología SEO/BirdLife en Córdoba ha construido e instalado cajas-nido en el centro comercial La Sierra de la capital para evitar que los pollos de la colonia de vencejo pálido que habita en su nave de carga y descarga sigan cayendo al suelo por las altas temperaturas que soportan al estar instalados en las vigas de la cubierta.

Sin embargo, esta no es la primera experiencia con estas cajas. Ya las habían colocado en el polideportivo de Cabra, donde hay una comunidad de vencejo común que vivía en unas circunstancias parecidas, bajo un tejado metálico que hacía que muchos polluelos cayeran por el calor.

Hace varios años se llevó a cabo una experiencia dentro del Programa Migra, promovido por SEO/BirdLIfe y que trataba de capturar varias especies y colocarles un aparato para averiguar su ruta migratoria. Se buscaron varios puntos para capturarlos, ponerles un dispositivo y recuperarlos al año siguiente (algo relativamente fácil ya que los vencejos son fieles a su lugar de nidificación) y uno de ellos fue esta instalación deportiva egabrense.

Con la ayuda de varios anilladores experimentados, se realizó esta tarea con la que se averiguó la ruta que seguían esos vencejos. Como los expertos vieron que el calor pasaba factura, colocaron las cajas-nido que "hoy en día son un éxito y se han ocupado masivamente por los vencejos, que se han dado cuenta de que es más seguro que la ubicación que usaban ellos", indica Carlos Flores.

Estas cajas son una forma de "mejorar la biodiversidad y las puede hace cualquiera para poner tanto en un edificio como en una nave". Eso sí, tienen que tener unas características determinadas según el tipo de ave que se quiera que habite en ella. Lo más importante es que no esté expuesta al sol porque si no se puede convertir en una trampa. Cualquier interesado en colocar cajas-nido puede contactar con el grupo SEO Córdoba a través del correo electrónico seo.cordoba@gmail.com.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios