Subbética

El Ayuntamiento de Lucena decide resolver el contrato de la obra del nuevo pabellón

  • Una intervención de emergencia afianzará la edifición y en octubre podría publicarse la nueva licitación

Desarrollo de la obra en el nuevo pabellón de Lucena. Desarrollo de la obra en el nuevo pabellón de Lucena.

Desarrollo de la obra en el nuevo pabellón de Lucena. / M. González

La finalización del segundo pabellón polideportivo de Lucena, emplazado en la zona Oeste, requerirá de una nueva licitación. Las vías alternativas exploradas por el Ayuntamiento, ante el desistimiento de la adjudicataria, han resultado infructuosas y el alcalde, Juan Pérez, ya ha firmado el decreto que inicia el procedimiento de resolución del contrato original.

La empresa Talleres y Montajes Calvo, por causas que se desconocen, detuvo el desarrollo de los trabajos, realizados en un 70%, durante marzo, coincidiendo con el comienzo del estado de alarma, y ya no regresó a la parcela anexa al instituto Sierra de Aras. Antes de abandonar el municipio, los operarios empleados recogieron casetones, maquinaria y los materiales propios de la intervención. A esta sociedad, radicada en Belmez, le reclaman, proveedores locales, unas deudas superiores a los 70.000 euros.

El concejal de Obras, César del Espino, ha confirmado que la junta de gobierno local ha diligenciado este jueves el documento que acuerda la cancelación de los compromisos que vinculaban a ambas partes.

El Ayuntamiento, en primera instancia, procurará notificar la determinación adoptada a la interesada a través de un burofax, acreditación válida a todos los efectos. En el muy probable supuesto de que la incomunicación de la constructora –no consta oficialmente ni representante legal- persistiese, en cinco días, el acto administrativo aparecería en el Boletín Oficial del Estado. En último lugar, en un plazo posterior de diez jornadas, salvo la imprevisible presentación de alegaciones, cobraría vigor la anulación de esta relación contractual.

La obra comenzó en verano del pasado año

Así las cosas, el Consistorio ya ha previsto la incautación de la garantía, cifrada en unos 30.000 euros, cantidad correspondiente al 5% del presupuesto de la ejecución material, calculado en unos 200.000 euros. Este importe se empleará en la realización de unas obras de emergencia cuyos objetos prioritarios son salvaguardar la seguridad del edificio, impedir el acceso a su interior y evitar daños estructurales.

Simultáneamente, técnicos municipales emprenderían la confección del expediente de la segunda licitación que comprenderá el 30% restante de la actuación. Las fuentes consultadas estiman que este procedimiento culminaría en octubre para empezar a recibir las oportunas ofertas.

Desde el Ayuntamiento insisten en manifestar que han pretendido, de manera tenaz, propiciar otras alternativas, como la cesión del contrato o la transmisión de los derechos a una subcontrata, con la finalidad de abreviar los plazos.

La edificación de esta infraestructura deportiva arrancó en el verano del pasado año. El proyecto, financiado con Fondos Edusi, se firmó en 656.000 euros. Hace unas semanas, como medida preventiva, el Consistorio paralizó el abono de la octava certificación, valorada en 42.700 euros. En total, la empresa ha percibido, hasta marzo, 463.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios