Subbética

El Ayuntamiento de Lucena, dispuesto a conocer "las demandas específicas" de los policías locales

  • El alcalde admite alteraciones "puntuales o excepcionales" en la actual VPT, pero descarta cualquier modificación global

Puerta de la Jefatura de la Policía Local de Lucena. Puerta de la Jefatura de la Policía Local de Lucena.

Puerta de la Jefatura de la Policía Local de Lucena. / M. González

Predisposición favorable del equipo de gobierno de Lucena a analizar las demandas “exactas” de policías locales. Una voluntad inicial atemperada por determinados matices sustanciales: cualquier acuerdo abarcará al conjunto del personal del Ayuntamiento y el rechazo firme a una modificación “global o general” de la Valoración de Puestos de Trabajo.

Compartiendo con los agentes la conveniencia de celebrar una reunión, en primer término, el alcalde, Juan Pérez (PSOE), opta por ausentarse de la convocatoria, que acontecerá “antes de final de este mes”, y delega la representación municipal en el delegado del ramo, José Pedro Moreno (PSOE).

En la carta unánime suscrita por la plantilla de la Policía Local, estos funcionarios, que manifiestan "malestar y descontento", solicitan, expresamente, un encuentro con el regidor socialista, quien sí resalta “la importancia” de celebrar dicho encuentro bilateral.

Aparte de las “cuestiones totalmente cerradas o resueltas”, en alusión a ciertas demandas de este colectivo, constituido en plataforma, Pérez se muestra receptivo a “valorar y estudiar” las reivindicaciones concretas de los agentes. En la misiva remitida al alcalde, sobre otros “derechos”, demandan la revisión de los complementos de penosidad y peligrosidad y cobrar oportunamente los domingos y los festivos.

Juan Pérez contempla la posibilidad de que los conceptos salariales reclamados por los policías locales figuren en la VPT, aprobada, en su momento, “unánimemente, recalca, y que la controversia radique en una ponderación incorrecta.

Ha recordado que el gobierno municipal “pretendió” implementar una nueva VPT puesto que “era necesario” actualizar diferentes demandas de los trabajadores municipales. “Por los motivos que acontecieron” –una oposición amplia y significativa de los empleados públicos- “no se pudo aprobar”, apunta.

Finalmente, insiste en exponer que informes jurídicos, “si no por escritos, sí de manera verbal”, objetan una reformar completa de la VPT. En cambio, dice el alcalde, sí se podrían insertar alteraciones “puntuales o excepcionales”. Por todo ello, aboga por “escuchar, vamos a sentarnos y, a partir de ahí, veremos cómo se desarrollan los acontecimientos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios