Subbética

Distintas asociaciones aplauden la ejecución del parking en las Bodegas Víbora de Lucena

Avenida del Parque, en Lucena. Avenida del Parque, en Lucena.

Avenida del Parque, en Lucena. / M. González

Respaldo asociativo generalizado a la edificación de un aparcamiento subterráneo en el perímetro de las antiguas Bodegas Víbora de Lucena promovido por el Ayuntamiento. La satisfacción objetiva por la ejecución de un nuevo parking, en un casco urbano con déficit crónico de espacios públicos para el estacionamiento de vehículos, se impone sobre otras consideraciones adyacentes como la ubicación o el número de plazas.

La mitigación de la densidad del tráfico vinculada al centro de salud, emplazado a sólo unos metros; o la proporción de mayor movilidad y fluidez en los tramos horarios de entrada y salida al colegio Nuestra Señora de Araceli, igualmente situado en un radio de directa influencia, son algunas ventajas específicas apuntadas.

Entre las reflexiones de un alcance más extendido, despuntan los beneficios presumidos a sectores troncales como el turismo, la hostelería y el comercio. Antes de que emergiera la pandemia, en jornadas de afluencia sobresaliente a la localidad, ligadas a las periódicas épocas festivas o de campaña de rebajas, las 400 unidades del aparcamiento de la Plaza Nueva resultaban insuficientes. Una casuística que, a su vez, obstruía las calles circundantes, hasta la ronda, y disuadía a multitud de visitantes, provenientes de la comarca y otros puntos de la provincia, de regresar a Lucena.

Indispensable para el turismo de cercanía

La Asociación Turística de Lucena (ATUL) observa como un “complemento idóneo” al equipamiento del subsuelo de la Plaza Nueva la edificación proyectada en la Avenida del Parque. La reducción del tránsito rodado en el interior del municipio y el consiguiente crecimiento de la peatonalización constituyen los factores más positivos expresados por el presidente del colectivo, Manuel Díaz. “No tendría mucho sentido un nuevo parking dentro del casco histórico”, insiste. Completa este argumento advirtiendo que “no hay que callejear porque la avenida del Parque es una arteria”.

Asimismo, pondera la proximidad con la oficina de turismo, localizada en el Palacio de Santa Ana, en la perpendicular calle San Pedro, y subraya que “tener un sitio para aparcar es muy importante”, sobre todo, en el segmento del turismo de cercanía.

Asholuc es el nombre definitivo de la Asociación de Hosteleros de Lucena. Su presidente, Sergio Leiva, saluda esta “alternativa” destinada, entiende, a quienes viajan a la localidad desde otras poblaciones o para los residentes que eligen el vehículo como modo de transporte. Dotar de mayores opciones para aparcar los coches “es imprescindible”, afirma, en una localidad que es el “eje comercial de referencia del sur de la provincia” y repara en la relevancia de “no causar rechazo por no poder entrar al centro”.

Manifiesta que “asiduamente” habitantes de municipios de la comarca, por motivos comerciales, o, simplemente, “para tomar un café, una cerveza, desayunar, comer o cenar” eligen los bares y restaurantes lucentinos. Una clientela que comienza a retornar después de un septiembre tenebroso “porque hubo miedo y se malinterpretaron informaciones”. Recalca que la hostelería local, y también el tejido comercial, “ha sido seguro siempre”.

El CCA plantea un bulevar en la calle El Peso

Únicamente contempla elementos provechosos la plataforma Lucena por sus Necesidades Sanitarias. El portavoz, Miguel Ramírez, expone que, actualmente, al acudir a una cita médica al centro de salud 1, “si acompañas a una persona mayor o a pacientes con movilidad reducida no tienes dónde aparcar”. Además, al asistir a “cualquier cita médica”, explica, “te tienes que ir con mucho tiempo y dar muchas vueltas”.

En resumen, concluye que “le vemos bastante sentido en esta zona” y, aún más, cuando, en la primera planta, las consultas de pediatría se trasladan a las dependencias actualmente ocupadas por la Seguridad Social. “Incluso se habló de adecuar un acceso directo, con una puerta lateral, desde la jefatura de la Policía Local”, agrega.

Desde el Ampa del colegio Nuestra Señora de Araceli, prevén que “el aparcamiento, de una manera u otra, descongestionará los alrededores” y, en consecuencia, precisa la presidenta Reyes Maíllo, “nuestros padres y madres tendrán aparcamiento seguro y mejor acceso”, cuando acudan a acompañar a sus hijos. Por todo ello, “se regulará el tráfico” en las horas de mayor concurrencia.

“Independientemente del sitio, cualquier opción de crear aparcamientos nos parece magnífica”, sentencia Antonio Rabasco, presidente del Centro Comercial Abierto. Abunda en el anhelo alargado de su entidad, expresando que “ojalá esté lo antes posible”.

Sobre la capacidad planificada, opina que “si seguimos en esta situación, es la solución a corto plazo”. No obstante, confía en recobrar “la vía natural” y que progresen “tanto Lucena como el comercio” y, por consiguiente, “a medio y largo plazo tener la necesidad de aumentar el número de plazas”.

Y lanza una última propuesta: transformar la calle El Peso en un “bulevar peatonal” que una el aparcamiento futuro con la Plaza Nueva, emulando “las calles comerciales, que son los sitios más turísticos del mundo”. Cita, por ejemplo, Puente Genil –Matallana-; Córdoba –calle Cruz Conde-, Málaga –calle Larios-, o, incluso, la Quinta Avenida de Nueva York. Es primordial, en esta reconversión, cristalizar una configuración “atractiva”, con “aceras más anchas”, similar a la composición de la calle San Pedro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios