Subbética

Las ampas de Lucena alertan del riesgo para la salud en los colegios por la carencia de recursos

  • Festivo local el viernes, Ayuntamiento y equipos directivos proponen trasladar al lunes 14 el inicio del curso

  • "Que no quiten más unidades educativas a Lucena", exigen desde Surco tras suprimir aulas en cuatro centros

Puerta principal del colegio Barahona de Soto, a dos días del inicio del curso escolar Puerta principal del colegio Barahona de Soto, a dos días del inicio del curso escolar

Puerta principal del colegio Barahona de Soto, a dos días del inicio del curso escolar / M. González

El curso escolar subordinado a la segunda ola de la pandemia arrancará en Lucena, donde el número de contagios asciende a 150 en los últimos 14 días, condicionado por patentes deficiencias. El colegio Barahona afronta el regreso de los alumnos desprovisto de un maestro covid; pierden unidades El Prado, Virgen del Valle, Antonio Machado y Nuestra Señora del Carmen. Y este último centro, además, comienza la actividad lectiva sin personal administrativo.

Son carencias descritas por Surco, federación que aglutina a las ampas de Lucena y sus pedanías, y que suspende la gestión coordinada por la Junta de Andalucía concerniente al retorno de la enseñanza presencial, interrumpida desde marzo. Reclaman, como peticiones revestidas de una urgencia máxima, liberar a los docentes de la carga burocrática y de encomiendas esencialmente sanitarias y designar a enfermeros que, presencialmente, y desde el momento inicial, diagnostiquen y atiendan los casos de coronavirus.

Este colectivo advierte de que, en determinados centros educativos, “no se puede mantener la distancia de seguridad” entre los estudiantes por la antigüedad de las edificaciones y tilda de irreal el descenso en la ratio anunciada por la consejería de Educación. Un ejemplo elocuente, resaltan, incumbe al colegio Virgen del Valle puesto que una clase de Infantil de 3 años congrega a 28 alumnos. “Que no nos quiten más unidades en Lucena”, exclama el presidente de Surco, Juan Luque.

Elude definirse esta asociación acerca de la pertinencia de la asistencia de los menores a sus respectivas clases. Optan por reservarse cualquier pronunciamiento sobre este sensible y controvertido extremo. “Representamos a familias que sí precisan que sus hijos vayan al colegio”, argumenta Luque, “y otras entienden que no deben llevarlos”.

En una decisión consensuada entre equipos directivos y el Consistorio, los responsables municipales han solicitado a la administración autonómica trasladar al lunes 14 el inicio normalizado del curso 2020-2021, expresando, como argumento diferenciador, la particularidad derivada de la jornada festiva local del viernes, señalada, anualmente, por una Feria Real de Nuestra Señora del Valle, cancelada por la pandemia.

Esta propuesta contempla una segunda opción: escalonar el retorno a los centros educativos mediante una estancia simbólica el jueves y avanzar con un horario notablemente más amplio después del fin de semana. Hasta el momento, la Junta no ha respondido a esta proposición específica, aunque ha denegado, sistemáticamente, las demás peticiones análogas.

Escasas medidas en los servicios complentarios

En términos globales, Surco reivindica a la Junta de Andalucía precisión en las normas y directrices frente a la transmisión del coronavirus y avisan de la inexistencia de unas “condiciones reales” que preserven, absolutamente, la salud de sus hijos.

Discrepan, asimismo, del protocolo brindado a servicios complementarios como el aula matinal, el comedor, las actividades extraescolares y el transporte escolar porque, señalan, “apenas se contemplan medidas” en las pautas que manejan la Junta y las empresas prestatarias.

Otras demandas citadas por Surco, porque permitirían reforzar la prevención frente al coronavirus, son el aumento efectivo del número de maestros y profesores; sustitución inmediata de las bajas de los docentes; dotación oportuna de los recursos materiales y humanos que combatan posibles contagios; aclarar las propuestas relativas a alumnos, entorno de los estudiantes y grupos de riesgo; y preparar la formación telemática ante un hipotético futuro confinamiento.

 Las asociaciones de padres y madres elogian y agradecen la diligencia y eficacia del Ayuntamiento en la proporción de material de prevención sanitaria y en el acondicionamiento de los recintos educativos, intensificando, de forma notoria, la limpieza e higienización de las dependencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios