Subbética

Lucena elimina más limitaciones porque "la situación es muchísimo mejor"

Calle El Peso, en Lucena. Calle El Peso, en Lucena.

Calle El Peso, en Lucena. / Juan Ayala

Una desescalada progresiva. Es el encabezado que antecede al renovado repertorio de restricciones vigentes en Lucena hasta el próximo viernes 16. El quinto decreto de la segunda oleada de pandemia y el segundo que perfila repliegues en las prohibiciones, fundamentalmente entre las condiciones asociadas a los establecimientos hosteleros y al desarrollo de disciplinas deportivas dentro de espacios cerrados.

La moderación de las limitaciones es sostenida y mesurada. Una muestra de esta teoría es la permanencia de los mercadillos –público y privado- a la mitad, tanto de aforo como de número de puestos instalados, y la estabilidad de los veladores en un máximo de ocupación del 75%.

Una alteración que sí favorece directamente a los bares, restaurantes y otros negocios semejantes es la ampliación hasta la una de la madrugada –tiempo máximo estipulado por la Junta- de la apertura de las terrazas. A partir de esta hora –60 minutos más que lo contemplado en la resolución del 1 de octubre- y hasta las siete de la mañana, la normativa local impide las concentraciones o reuniones en la vía pública, en general, determinándose la clausura de parques, paseos y plazas públicas.

Desde este sábado, las infraestructuras deportivas interiores, como el pabellón polideportivo o la piscina climatizada, reabren a un 50% de su capacidad. Antes del cierre de estos edificios, las directrices fijaban un 75% como tope. En el plano cultural, la biblioteca retoma su funcionamiento público, brindando el uso de las salas de estudio, desde las 09:00 hasta las 14:00. La afluencia se circunscribe a un tercio.

"Gratitud y consideración" a la población

En nombre de la Corporación, el alcalde, Juan Pérez (PSOE), ha enfatizado mensajes de “gratitud y consideración” a la población de Luce por sus conductas guiadas por “la responsabilidad, el esfuerzo, el compromiso y el sacrificio”. Igualmente, ha enviado “ánimo, estímulo” y los mismos sentimientos de abalanza a los profesionales sanitarios, así como a la Policía Local, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y otros colectivos de emergencias como los bomberos. Desde su óptica, “la unidad” ha posibilitado “descender” las cifras de infecciones.

Menos de un mes después de abocarse a los 1.000 positivos por 100.000 habitantes –concretamente el indicador más sobrecogedor reflejó 989-, Lucena logra colocarse por debajo de los 300, según la última actualización esta tasa se sitúa en 298. Los hospitalizados en el Infanta Margarita de Cabra son, aproximadamente una decena, y la cantidad de curados avanza por los 295. Nunca han de postergarse en el olvido a los 11 fallecidos –oficialmente se computan nueve-.

Pérez ha conjugado ideas más optimistas, señalando que “la situación es muchísimo mejor porque se hacen bien las cosas”, con otras gobernadas por “la prudencia” debido a que “se pueden producir repuntes en cualquier momento, por la relajación de medidas en el ocio u otros ámbitos, y se podría agravar”. Un hipotético escenario que implicaría “tomar medidas más drásticas y desconcierto en la ciudadanía”. Por ello, emplaza el regidor socialista a “seguir en un estado de alerta continuo para intentar que el otoño y el invierno sean lo más placenteros posible”.

Los seis contagios detectados en la aldea de Las Navas del Selpillar –cinco de ellos en una misma familia- fuerzan a implementar, en esta aldea, las mismas disposiciones que en principal núcleo urbano. A la vista de la evolución en estos próximos siete días de la alerta sanitaria, los portavoces de los grupos políticos revisarán el viernes las diferentes pautas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios