Los Pedroches

Historiadores de Pozoblanco tildan de ataque al patrimonio la cesión de La Salchi a la Junta

Antiguo edificio de La Salchi.

Antiguo edificio de La Salchi. / Sánchez Ruiz

Un comunicado firmado por seis historiadores de Pozoblanco o residentes en la localidad y un profesor universitario manifiesta su “firme oposición a la decisión, tomada por sorpresa, con urgencia, de forma unilateral y en solitario por el gobierno municipal del Partido Popular de Pozoblanco de ceder por 30 años parte del edificio de La Salchi a la Junta de Andalucía para ubicar oficinas administrativas”.

En dicho comunicado, los profesionales y ciudadanos interesados por la cultura, la historia y el patrimonio histórico de Pozoblanco explican las razones por las que se oponen a dicho acuerdo, argumentando que La Salchi es uno de los escasos ejemplos de patrimonio arquitectónico de valor singular que se conserva en Pozoblanco, destacando el ser un claro ejemplo del espíritu emprendedor.

Además, consideran que La Salchi merece un tratamiento arquitectónico unitario para garantizar su conservación y puesta en uso, sin alterar completamente las características que lo hacen único. Alegando que la cesión de una tercera parte es “recurrir a parches, a soluciones improvisadas que compartimentan un espacio, rompe su unidad, ataca sus valores patrimoniales esenciales e hipoteca el desarrollo de futuros proyectos”.

También se refiere el comunicado a que los diferentes partidos políticos que han concurrido a las elecciones municipales de Pozoblanco han asumido en sus respectivos programas electorales el proyecto de creación de un centro dedicado a la cultura y al patrimonio histórico en La Salchi, incluyendo al PP, que actualmente está en el equipo de gobierno. E instan a que éste debe ser el uso del edificio, de “forma unitaria”, porque así se consigue dotar a Pozoblanco de un equipamiento cultural del que carece, a la vez que se consigue mantener los valores patrimoniales que hacen de La Salchi un edifico único.

Concluye el comunicado calificando de “ataque al patrimonio de Pozoblanco” la cesión por parte del Ayuntamiento a otra institución de espacios dentro de La Salchi para convertirlos en oficinas, rompiendo la unidad e hipotecando la capacidad de actuación de futuras corporaciones municipales.

“Nos oponemos a que hipotequen nuestro futuro, nos oponemos a que ataquen la cultura, nos oponemos a que nos quiten La Salchi”, firman los historiadores Juan Bautista Carpio Dueñas, Juan Aperador García, Conrado Castilla Rubio, Carmen C. Jiménez Aguilera, Manuel Vacas Dueñas, Matías Sánchez García y el profesor de Filología Clásica en la Universidad de Cádiz Bartolomé Pozuelo Calero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios