Operación Idoli

Detenidas en Baena 18 personas de un clan familiar dedicado al tráfico de droga

  • La organización vendía marihuana, cocaína y heroína desde cuatro viviendas

  • La Guardia Civil ha desmantelado dos plantaciones 'indoor' de cannabis en el casco urbano

Estupefacientes y material requisados por el Instituto Armado. Estupefacientes y material requisados por el Instituto Armado.

Estupefacientes y material requisados por el Instituto Armado. / El Día

Caso cerrado. La Guardia Civil ha dado por desarticulado un grupo criminal organizado conformado por 18 personas, en su mayoría integrantes de un mismo clan familiar, dedicado al tráfico de drogas y que operaba desde la localidad de Baena. Según ha informado la Comandancia, la investigación arrancó a finales del pasado año 2017, tras detectar los agentes que en la localidad de la Campiña Este se estaba produciendo un "importante incremento" de las aprehensiones de droga.

En concreto, las patrullas apreciaron compraventa de cocaína, heroína y marihuana en una zona concreta de la localidad, lo que hizo sospechar a los investigadores que pudieran existir varios puntos de venta de drogas al menudeo en las inmediaciones.

Ante ello, los agentes abrieron la operación Idoli y establecieron un dispositivo de servicio para confirmar la existencia de algún punto de venta de droga. Fruto del dispositivo establecido, en el que se integraron efectivos de la Policía Local del municipio, se pudo constatar la existencia de hasta cuatro puntos de tráfico. Asimismo, tras ubicar las viviendas e identificar a sus moradores, se pudo saber que casi todos ellos estaban vinculados con un mismo clan familiar y que integraban un grupo criminal.

El desarrollo de la investigación ha permitido averiguar que la organización vendía la droga no sólo a pequeños consumidores de la localidad, sino a camellos que la revendían nuevamente a consumidores de Baena y de otras localidades de la provincia. Asimismo, también se ha podido averiguar que el grupo contaba con otros tres inmuebles dedicados a guardería, esto es, a ocultación de droga y cultivo de marihuana. Estaban dotados, según el Instituto Armado, de diferentes medidas de seguridad como puertas reforzadas y sistemas de vídeo vigilancia.

En la primera fase de explotación de la operación, desarrollada el pasado mes de marzo, se procedió a la detención de 11 de los integrantes del grupo criminal y a la entrada y registro simultáneo de siete viviendas ubicadas en la localidad. Fruto de estos trabajos, se intervinieron más de 750 dosis de cocaína, principalmente en roca, distribuidas en envoltorios de varios pesos y más de 3,6 kilogramos de marihuana.

Al igual, se desmantelaron dos "sofisticados" cultivos interiores de marihuana, que albergaban un total de 450 plantas de dicha droga en avanzado estado de floración. Estaban dotados de extractores, lámparas de litio, filtros, extractores, poleas y temporizadores. También se intervino al grupo cuatro básculas de precisión, 15 teléfonos móviles, más de 2.000 euros en billetes fraccionados, varias armas blancas prohibidas, un sistema de vídeo vigilancia y diversas joyas con las que los consumidores habrían pagado por los estupefacientes.

En esta segunda fase, se ha procedido a la detención de los otros siete integrantes del grupo, con lo que ha quedado "totalmente desmantelado", asegura la Comandancia. En resumen, con estos 18 arrestos, la Guardia Civil ha logrado desmantelar dos "complejos y sofisticados" sistemas de cultivo indoor de cannabis y retirar del mercado ilícito una "importante" cantidad de droga.

Las diligencias instruidas y los detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, que ha acordado el ingreso en prisión de tres de ellos.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios