Los Pedroches

Coronavirus: El PP acusa a la alcaldesa de Torrecampo de "saltarse" el protocolo y vacunarse contra el covid-19

  • La regidora habría aprovechado una de las dosis sobrantes en la residencia de mayores

  • Los populares exigen explicaciones mientras la primera edil guarda silencio

Un sanitario pone la vacuna contra el Covid a un paciente. Un sanitario pone la vacuna contra el Covid a un paciente.

Un sanitario pone la vacuna contra el Covid a un paciente.

La vacuna del covid-19 llegaba el martes al fin a la localidad cordobesa de Torrecampo, de 1.059 habitantes y con una de las poblaciones más envejecidas de la provincia de Córdoba. El SARS-CoV-2 se cebó durante la primera ola con este municipio de Los Pedroches, donde provocó cinco víctimas mortales. Así que las dosis de Pfizer suponían un haz de luz para los vecinos torrecampeños y, en especial, para los mayores de su residencia municipal, adonde iban dirigidas.

Aunque lo que prometía ser un punto y aparte definitivo en la evolución de la pandemia se ha convertido a la postre en objeto de una gran polémica. Y es como, como ha denunciado este jueves el Partido Popular, la propia alcaldesa, la socialista Francisca Alamillo, habría sido una de las destinatarias de estas primeras dosis, "aun no perteneciendo a ninguno de los grupos llamados a vacunarse en esta primera fase" y, por tanto, "saltándose el plan de vacunaciones establecido por el Ministerio de Sanidad". 

Así lo ha denunciado el PP de Torrecampo en su perfil de Facebook, una crítica que ha sido divulgada por el diputado nacional Andrés Lorite y por el grupo del PP en la Diputación de Córdoba. "Lo que quedaba por ver: la alcaldesa socialista de Torrecampo se vacuna por decisión propia y deja a varios trabajadores de la residencia municipal sin dosis... ¡Qué vergüenza!", han criticado los populares en Twitter. "Primero la dueña del cortijo y luego ya veremos...", ha censurado Lorite.

Como ha denunciado el PP, las trabajadoras que se encontraban de baja médica no habrían sido tenidas en cuenta "por la dirección de la residencia o por el Ayuntamiento" y, a la hora de solicitar el número de vacunas que se iban a administrar, "no contaron con ellas". "Sabemos, con total seguridad, que en otros centros donde se ha vacunado sí se ha hecho con esas personas que están de baja y se les ha administrado su primera dosis, como al resto del personal, pero aquí no se ha hecho", ha desvelado el PP.

Pero esa no ha sido la única "mala decisión". "Nuestra sorpresa llega también cuando nos enteramos de que la alcaldesa se vacunó". Tras inmunizar a los residentes y los trabajadores, habrían sobrado dos vacunas: "Por supuesto que estamos de acuerdo con que antes de tirarlas a la basura hay que utilizarlas en cualquier persona, sea quien sea, pero... ¿no hubiera sido más lógico utilizar esas vacunas sobrantes en alguna de las trabajadoras de baja médica, que no habían sido tenidas en cuenta y enmendar" así, parte del error cometido en un principio? ¿O utilizarlas en cualquiera de nuestros vecinos de avanzada edad?", se plantean en el PP.

El grupo popular ha solicitado por registro de entrada información al respecto y confía en que las explicaciones lleguen "lo antes posible". Este periódico ha intentado contactar, sin éxito, con la regidora.

Incluido en el distrito sanitario Norte, el municipio de Torrecampo presenta a 14 de enero una tasa cero de contagios. Sorprendentemente, la comarca soporta el índice más elevado de Andalucía y los alcaldes han reclamado a la Junta que tome decisiones drásticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios