EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Diputación

Coronavirus en Córdoba: Un plan extraordinario garantizará el cuidado de 5.000 dependientes en la provincia

Fachada del Palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba. Fachada del Palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba.

Fachada del Palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba. / Lolo Agredano

El Institución Provincial de Bienestar Social (IPBS) ha llegado a un acuerdo con los ayuntamientos de la provincia para aprobar planes extraordinarios de cuidados municipales que "garanticen la atención de las personas dependientes durante la situación de alarma decretada”. Según el presidente del organismo, Francisco Ángel Sánchez, “se priorizará la asistencia a los grandes dependientes (G III) y dependientes severos (GII) que vivan solos o cuenten con escaso o nulo apoyo familiar”.

Estos planes extraordinarios de cuidados municipales contra los efectos del covid-19 contemplan a los más de 5.000 dependientes de la provincia, y se ha trabajado "de manera conjunta con los 69 ayuntamientos cordobeses en los que desarrollamos nuestra actividad social”, ha remarcado Sánchez. Para el presidente del IPBS, “con cada una de esas iniciativas pretendemos, por un lado, garantizar la seguridad sanitaria de las auxiliares de ayuda a domicilio y, por otro, la atención de las personas dependientes más frágiles o con poco apoyo familiar”.

Los datos con los que cuenta el IPBS reflejan la existencia de un total de 5.075 dependientes en la provincia de Córdoba, de los que 1.724 se incluyen en Grado III y 2.640 en Grado II. En cuanto a las cifras de aplicación práctica de estos planes, apuntan a que el 18% del total de dependientes de Grado III han solicitado de manera voluntaria la interrupción temporal del servicio hasta que se ponga fin a la crisis sanitaria del covid-19. Esta cifra alcanza el 22% en los dependientes de Grado II.

Por otro lado, se mantiene el servicio en las mismas condiciones que antes de la entrada en vigor de los planes municipales extraordinarios en un 51% de los dependientes de Grado III y en un 34% de usuarios de Grado II. Cifras que suponen un total de 1.958 dependientes de la provincia. Finalmente, se procederá a la modificación del servicio para adaptarlo a la situación de emergencia actual, una modificación que afectará al 29% usuarios de Grado III y a un 30% de Grado II.

Sánchez ha remarcado “la importante colaboración con los ayuntamientos, puesto que la elaboración de cada uno de los planes municipales de cuidados ha contado con la estrecha cooperación entre los técnicos del Instituto, los ayuntamientos y, en su caso, con la empresa concesionaria del servicio”. “Se ha tenido en cuenta, también, a los propios dependientes y a los familiares que de manera incansable e incondicional les prestan su apoyo diariamente”, ha añadido Sánchez.

El presidente del IPBS ha querido aprovechar este momento para “agradecer el trabajo y la profesionalidad, además de la celeridad con la que han dado respuesta tanto los ayuntamientos, como las auxiliares y familiares, en una corresponsablidad con nuestros mayores dependientes”. En esta misma línea, Sánchez ha hecho hincapié en que “el conjunto de administraciones y las propias empresas están volcadas en la pronta dotación de material, y en el compromiso adquirido por los ayuntamientos para el mantenimiento del empleo”.

“Desde el IPBS hemos elevado una propuesta a la Junta de Andalucía, solicitando el abono íntegro del servicio, con el objetivo de permitir que miles de auxiliares de ayuda a domicilio puedan mantener su empleo”, ha explicado Sánchez. Y ha avanzado que “en breve pondremos en marcha un nuevo paquete de medidas de emergencia y apoyo social, tendentes a la configuración de un escudo social que palie los efectos venideros derivados de la actual crisis sanitaria”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios