Campiña Este

Coronavirus en Córdoba: La segunda ola lleva al límite a Nueva Carteya y el Ayuntamiento pide un cribado masivo

  • El alcalde insta a los vecinos a que guarden un confinamiento voluntario en puertas del inicio de la campaña de la aceituna

  • El municipio soporta una tasa de 1.003 casos por 100.000 habitantes y el primer edil advierte de que podría haber "contagio comunitario"

Labores de desinfección en Nueva Carteya durante la primera ola. Labores de desinfección en Nueva Carteya durante la primera ola.

Labores de desinfección en Nueva Carteya durante la primera ola. / E. D.

La localidad cordobesa de Nueva Carteya, de 5.379 habitantes, atraviesa los peores momentos de la crisis sanitaria. Con 54 contagios de covid-19 acumulados en los últimos 14 días, según los datos oficiales del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), la incidencia alcanza desde hace días la tasa de 500 casos por 100.000 habitantes que las autoridades sanitarias ponen como barrera para decretar restricciones contundentes. No solo eso: la desborda, hasta marcar 1.003,9 casos.

El alcalde, Vicente Tapia (IU), ha admitido que la situación es "muy preocupante" y ha hecho un llamamiento para que los vecinos adopten un confinamiento voluntario para intentar romper la cadena de contagios.

El municipio vivió una primera oleada de tranquilidad y fue, de hecho, uno de los de mayor población que resistió limpio en los primeros meses. El otoño, en cambio, lo ha enturbiado todo. A un contagio detectado el 1 de septiembre le siguió otro. El grupo se hizo más grande y ahora supera el medio centenar, con cuatro vecinos hospitalizados, uno de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), según los datos desvelados por el propio regidor en una comparecencia televisada emitida este fin de semana por redes sociales.

Con semblante serio y de manera contundente, el primer edil ha insistido en la importancia de cumplir a rajatabla el confinamiento domiciliario tanto si se es positivo como contacto estrecho, pues ha reconocido que la Policía Local recibe llamadas para alertar de infracciones. Ha advertido, en este sentido, que al Ayuntamiento no le temblará la mano en el caso de detectar negligencias: las multas -ha recordado- van de 600 euros hacia arriba. Desde este lunes, los agentes podrán acceder a la base de datos de Salud con los nombres y las direcciones de pacientes y contactos. "Sé que la mayoría de afectados sí lo están cumpliendo, pero hay algunos casos en los que no, y lo sabemos todos", ha reconocido.

"La situación es muy grave. Hay que seguir las normas sanitarias y reducir los contagios a lo imprescindible", ha incidido. Tapia ha explicado que muchas de estas infecciones se focalizan en celebraciones familiares, como cumpleaños o bautizos, pero en un porcentaje elevado de casos el vector es imposible de seguir, por lo que "la situación preocupa aún más". "Consideramos que se puede tratar de un contagio comunitario", ha advertido.

En este contexto de gravedad, el Ayuntamiento ya ha cursado una solicitud formal a la Delegación de Salud y Familias para que lleve a cabo un testeo masivo en el municipio, similar al que se ha anunciado en Cabra, Bujalance, Montoro y Villa del Río. Excepto esta última, las demás localidades presentan una mejor evolución que Nueva Carteya, si bien el alcalde ha asumido que "el hecho de que se haya pedido no garantiza que se haga", como ha ocurrido por ejemplo en Villaviciosa de Córdoba. "Pero vamos a insistirlo hasta la saciedad porque consideramos que se puede tratar de un contagio comunitario. La situación es muy grave", ha reiterado.

La pandemia golpea a Nueva Carteya en un momento clave para la economía familiar, con el inicio de la campaña de la recogida de la aceituna a la vuelta de la esquina. "Si continuamos con este nivel de contagios, toda la campaña olivarera se puede ir al traste. Todavía tenemos la posibilidad de frenarlo", ha finalizado con esperanza el primer edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios