Córdoba

CCOO denuncia jornales a destajo y por debajo de convenio en la campaña de la aceituna

  • El jornal debe rondar los 50 euros, pero se estarían pagando incluso 20

  • El sindicato advierte del discurso "malintencionado" sobre los inmigrantes

Said Faz y Marina Borrego, durante su comparecencia. Said Faz y Marina Borrego, durante su comparecencia.

Said Faz y Marina Borrego, durante su comparecencia. / El Día

Los problemas laborales en la recogida de la aceituna están lejos de superarse. CCOO ha denunciado jornales a destajo y salarios por debajo de convenio durante la presente campaña, lo que estaría provocando que determinados empresarios busquen mano de obra inmigrante que “está dispuesta a aceptar cualquier condición”. Así lo ha advertido el secretario de Migraciones en el sindicato de Córdoba, Said Faz, quien ha negado que no exista mano de obra en la provincia para trabajar en el campo. “El problema es que quieren que la mano de obra sea barato, por debajo de lo establecido en convenio, y los trabajadores no están dispuestos”, ha advertido Said.

La campaña del olivar se generalizó a mediados de noviembre con la previsión de generar en torno a cinco millones de jornales según las previsiones más optimistas, y alrededor de los cuatro millones si las condiciones meteorológicas enturbian la recogida, según los cálculos de la Delegación de Agricultura. Esto equivaldría a un incremento del 10% respecto a la campaña 2017-2018, aumento similar al que la cosecha experimentará en la provincia. Desde el inicio, sin embargo, ha existido un debate sobre la idoneidad o no de contar este año con contingente de mano de obra inmigrante, contratado en origen, para asumir este repunte de la cosecha.

Las posturas han sido enfrentadas. Ya en mayo, durante la Comisión Provincial de Flujos Migratorios, las organizaciones agrarias demandaron por primera vez desde 2009 que se autorice contingente de mano de obra extracomunitaria en Córdoba, y el departamento de Trabajo e Inmigración de la Subdelegación se comprometió a colaborar “de manera intensa”. Ya comenzada la campaña, Cooperativas Agro-Alimentarias advirtió de la escasez de mano de obra, sobre todo en el Norte de la provincia, donde la mayoría de olivar es en pendiente y la recogida se complica. La generalización de la recolección no ha hecho sino incrementar el problema.

CCOO ha dado hoy su versión de lo que está ocurriendo en el campo. Y para el secretario de Migraciones del sindicato el problema principal no es otro que las condiciones fuera de convenio que determinados empresarios estarían ofreciendo a los jornaleros. “Hay mano de obra, pero quieren que sea muy barata”, ha insistido la secretaria provincial de CCOO, Marina Borrego. La dirigente ha explicado que el modelo de recogida de la aceituna ha cambiado y ahora se encuentra más mecanizado, así que se necesita mano de obra más cualificada, “y eso hay que pagarlo”.

Hasta 600 kilos por trabajador al día

A esto se suma el modelo de recolección a destajo. Según ha explicado, cada vez es más extendido que los empresarios incluyan en sus condiciones una cantidad mínima que cada trabajador debe recoger al día, y que llega a alcanzar los 600 kilos. “Así que las seis horas del convenio se alargan a ocho o a diez, según la capacidad de cada persona, y eso no se está pagando”, ha dicho sobre esta práctica que, ha recordado, no se encuentra regulada. El jornal, según convenio, ronda los 50 euros, pero se han detectado casos en que se estarái pagando 20 euros al día.

Borrego ha advertido de que “la denuncia se encuentra en lo alto de la mesa” y ha recordado que el sindicato se encuentra “en contacto” con la Comandancia de la Guardia Civil para denunciar estas situaciones que, por otra parte, son difíciles de sancionar. Entre otros motivo, por la propia estructura de la Inspección de Trabajo: “Ningún inspector va a ir al tajo a última hora de la tarde, cuando todavía hay trabajadores echando horas”, ha dicho.

CCOO, por otra parte, ha advertido de los discursos “malintencionados” sobre la inmigración que “están calando” entre la población, como una reciente en cuenta de la Asociación Pro Derechos Humanos retrataba hace unos días. Faz ha lamentado que cada la mentalidad de quienes “quieren que los inmigrantes vayan a recoger la aceituna a las fincas pero que luego no quieren que bajen al pueblo”. “Son personas que vienen a trabajar y quieren vivir dignamente”, ha insistido.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios