Las Tendillas

Un monumento: La Ermita Suites

Sobre el dicho "centro" se ha pronunciado la autoridad administrativa, que ha tenido a bien clasificarlo en la especialidad de monumento

Predicar de Córdoba su condición de ciudad turística supondría atribuirle una cualidad que no precisa ser probada: Resulta de todos conocida. Y parece de justicia que así le sea reconocida. Porque contiene todos los ingredientes precisos para ello. A saber: Una auténtica pluralidad de calles, plazas, palacios, dignos de visita y admiración; impresionantes monumentos, (muchos de los cuales catalogados Patrimonio Mundial por la Unesco); …

No puede pasarnos desapercibida la circunstancia de que -en la ciudad cordobesa- contemos con una amplia -y confortable- red de centros de hospedaje en la que suele cobijarse la clase turística que tiene a bien disfrutar de unos días de asueto entre nosotros. Podemos verlos casi a diario deambulando por nuestras calles. En consecuencia, ello no constituya noticia.

Pero, con fecha 29 ppdo -y pese a las adversas circunstancias de todos conocidas- tuvo lugar en la ciudad un extraordinario evento: Nos referimos a la apertura del alojamiento turístico La Ermita Suites.

A juicio del autor de esta "opinión", el acontecimiento al que aludimos tiene -debe tener- la consideración de importante "noticia". Y ello, por mor de un interminable rosario de razones, que nos vemos en la necesidad de simplificar por razones obvias:

El dicho centro de hospedaje ha sido instalado en inmueble que se ubica en la hoy Plaza de los Abades, de la ciudad. Sobre el dicho "centro" se ha pronunciado la autoridad administrativa competente, que ha tenido a bien clasificarlo en la especialidad de "monumento". A tenor de nuestras fuentes, es el único caso de centro de hospedaje en la ciudad que registra en tales circunstancias.

En todo caso -y a tenor de nuestras fuentes- existe documental acreditativa de que en 1265 el histórico inmueble ya existía: Formaba parte del otrora Convento de Santa Clara. Desde la indicada fecha, la interesantísima historia del inmueble registra una larga serie de distintas titularidades y usos y funciones hasta que, circunstancialmente, fue adquirida por los ahora propietarios, la familia de un trabajador por cuenta ajena que, aunque profano en el complejo mundo de las actividades inmobiliarias, se preocupó de convertir el dicho inmueble en una auténtica joya arquitectónica en la que, las distintas culturas que pasaron por el lugar puedan… "descansar sobre la historia", en el decir del actual propietario del hoy… "monumento".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios