De reojo

Ángela Alba

aalba@eldiadecordoba.com

¿Dónde estaba el alcalde?

Mientras 8.000 cordobeses pedían igualdad real entre hombres y mujeres, el alcalde estaba en otros menesteres

En los últimos años el movimiento feminista o, lo que es lo mismo, la lucha por la igualdad real entre mujeres y hombres (tal y como lo define el Diccionario de la Real Academia Española, por si alguien tiene dudas), ha evolucionado de manera notable en la sociedad. La muestra más destacada de ello son las manifestaciones del 8M, que han pasado de ser celebraciones minoritarias a unos encuentros de miles de ciudadanos que reclaman esa paridad entre sexos. El pasado domingo en Córdoba se conmemoró una de esas marchas a la que acudieron más de 8.000 personas. Entre ellas, hubo miembros de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Córdoba (menos Vox, claro), de unos más y de otros menos, pero hubo una ausencia muy destacada, la del alcalde de la ciudad, José María Bellido.

El Gobierno municipal estuvo representado por algunas de sus mujeres, como Isabel Albás y Eva Timoteo, ambas de Cs; y Marian Aguilar y Eva Contador por parte del PP, que no estuvieron acompañadas por ninguno de sus compañeros. A pesar de que cabía la posibilidad de que les cayera el chaparrón encima (por aquello de que sus partidos se apoyan en la ultraderecha para gobernar en el Ayuntamiento y en la Junta) fueron valientes y se presentaron en esta manifestación. La verdad es que no sé el rato que duraron o si la acabaron, pero hay que reconocer que de alguna manera estuvieron presentes.

Como he dicho antes, no pasó lo mismo con sus compañeros hombres. No vi ni a uno de los concejales de PP o Cs y, lo peor de todo, no vi al alcalde. Y no lo vi porque no estaba. Lo malo de esto es que las intenciones se demuestran con hechos, y no sirve de nada hacerse una foto delante de una banderola colgada en la fachada del Ayuntamiento si luego en la vida real, en la calle, no das ejemplo. No sirven de nada las declaraciones que Bellido hizo el pasado viernes sobre la importancia de "dar pasos para alcanzar la plena igualdad" y todos esos tópicos que caen en saco roto cuando, a la hora de la verdad, no se da un paso adelante y se participa en esa reivindicación. El alcalde estuvo el domingo dando el pistoletazo de salida de un evento deportivo, la carrera de la mujer o Pink Running, y luego se fue al Círculo de la Amistad a la elección de la Reina de la Federación de Peñas. Mientras, 8.000 cordobeses reclamaban igualdad entre hombres y mujeres y que se erradique la cosificación del cuerpo femenino.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios