Las Tendillas

De Fuengirola a Ribadumia (y II)

Que quienes tengan a bien visitarnos disfruten de todas las "exquisiteces" indicadas

El encabezamiento con el que iniciamos esta "opinión" es, literal, repetición de otro anterior: El de 31 de julio, en este mismo sitio. Aludíamos a determinadas… "exquisiteces" de las tierras y mares galaicos. Fue a raíz de la dicha alusión cuando, una asidua lectora de este espacio, Ana, ha tenido a bien remitir al autor de esta "opinión" la siguiente exclamación: ¡Ay, qué ganas entran de volver a tu tierra…!.

Si la mera referencia genérica a las dichas "exquisiteces" ha motivado las… "ganas de volver", tenemos que inferir que un simple relato específico -que no genérico- de las dichas… "exquisiteces" devendría en regreso de más turistas a las referidas zonas.

Es, precisamente, lo que nos proponemos: Dotar de nombre concreto -si no a todas- sí a algunas de las dichas… "exquisiteces" a fin de que, efectivamente, Ana y demás potenciales visitantes puedan disponer de un mínimo de información acerca de los lugares que juzgamos de interés turístico.

A tal efecto, Las Tendillas ha instado información técnica de los responsables de Cultura del referido… Concello. La hemos obtenido. Y, aunque con las limitaciones propias de un espacio periodístico, la reproducimos:

Destacar (lo primero) el característico -y extraordinario- verdor de los campos y montes, los viñedos, las bodegas locales, la llamada "Ruta de la Camelia" (cuya expresión máxima se localiza en el Pazo Quinteiro da Cruz, comprensivo de un jardín de reconocido interés botánico, dotado del premio "Camelia de Ouro" en diversas ocasiones).

Digna de mención resulta, igualmente, la belleza paisajística de unas sendas fluviales plagadas de elementos de la cultura popular de nuestros ancestros: Los molinos, lavaderos, fuentes…

En todo caso -y en el decir de Rocío, funcionaria de Cultura en el dicho Concello- el… "Vivir Ribadumia" es gozar de la Senda Fluvial del Río Umia. O de las archiconocidas Ruta da Pedra, e Da Auga, que transcurren -en parte- por este municipio y que forman parte de la variante espiritual del Camino Portugués a Santiago".

Concluimos con una especial petición: Que quienes tengan a bien visitarnos saboreen todas las "exquisiteces" indicadas. Y otras muchas. Porque -como las meigas- haberlas haylas: El sedante croar de las ranas cuando anochece, el delicioso canto de los pájaros cuando amanece, y una copa de albariño cuando apetece son, también, "exquisiteces".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios