Las Tendillas

La Fiesta de Los Patios: ¿La conocemos?

Nuestra ciudad es famosa en todos los rincones de este glorioso cosmos

Nos ha tocado vivir una época especial: A juicio del autor de esta publicación, el período en cuestión se nos traza caracterizado, entre otras… lucideces, por la valoración o -en el decir de la Real Academia de la Lengua- por… "Reconocer, …/… el valor o mérito de alguien o algo". Ciertamente, "Las distinciones honoríficas que concede el Ayuntamiento de Córdoba…" han motivado comentario crítico en alguna ocasión. Ejemplo ilustrativo: El nombramiento de "Hijo Adoptivo" del maestro (de música) Leo Brouwer, otrora director de la Orquesta de nuestra ciudad.

Nada que oponer a la valía del maestro: La reconocemos. Mas, para merecer el tratamiento honorífico de "Hijo Adoptivo" de Córdoba, no nos parece suficiente la condición de "extraordinario maestro" en las artes musicales: Para merecer el dicho tratamiento honorífico se requiere, además -y según el "Reglamento"- que los aspirantes "… hayan logrado una notabilidad nacional o internacional que prestigien con su nombre a la ciudad".

Con su… "Concierto de Aranjuez" el maestro Joaquín Rodrigo logró la… "notabilidad" que hizo famosa en todo el mundo la dicha ciudad. Por ello recibió la Medalla de Oro y el título de "Hijo Adoptivo". No es el caso del super maestro Leo Brouwer: Hizo mucho, y bien, por la música. Pero nada (hizo) que mereciese el nombramiento de "Hijo Adoptivo" de Córdoba.

Ello no obstante, nuestra ciudad es famosa -archiconocida- en todos los rincones de este glorioso cosmos. Porque la dicha ciudad anda sobrada de personas físicas "… que prestigien con su nombre a la ciudad". Por citar un solo ejemplo:

La Fiesta de los Patios de Córdoba es evento que no necesita presentación por resultar de dominio público en la ciudad. Pero las personas físicas responsables de este periódico, el Día de Córdoba, han logrado, mediante magistrales y diversas publicaciones, que el nombre de Córdoba haya traspasado nuestras fronteras y se reconozca en todos los lugares del mundo. En consecuencia, nos parece que las "personas físicas" que referimos -periodistas responsable del dicho periódico- merecen los tratamientos honoríficos que las leyes les otorgan. Y ello, por razones de estricta justicia: A juicio del autor de esta publicación, nadie ha hecho tanto por dar a conocer el nombre de Córdoba.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios