EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

DEP

¿Por qué el Gobierno de España se empeña en no querer contar los fallecidos por Covid-19?

El periodista le hizo la pregunta a Fernando Simón. Era clara, breve y sencilla, pero contenía gravedad: ¿cuántas personas han fallecido por el coronavirus en España? Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, respondió: "No sabemos si se debe a un accidente de tráfico enorme". Se refería a que el número de fallecidos, más allá de la cifra oficial que aportan a diario, se debería a otras enfermedades como infartos o accidentes de tráfico. Esto es muy sencillo de saber, señor Simón. Si no se ha circulado por ninguna carretera española debido al confinamiento, si la DGT dio cifras sobre la nula actividad en las vías nacionales y no se había notificado en esas fechas ningún accidente de tráfico, entiendo que esas miles de personas que no contabilizan no han perdido la vida ni en las carreteras ni en un tren AVE abarrotado que hubiera colisionado de frente contra otro cargado, también, de pasajeros. Explicar esto es de Perogrullo, pero habrá que ser didáctico. La Universidad Politécnica de Madrid realizó un sencillo estudio para calcular el número de fallecidos por Covid-19 en España. El trabajo es simple: se toma el sistema de monitorización conocido como MoMo que computa, a tiempo real, los datos que se van anotando en los registros. Éstos se comparan con la media, considerando algunas cuestiones, y así se llega a la estimación del número de mortalidad. Por lo que, si observamos que otros años, cada mes de marzo o abril, morían al día una media de 1.200 personas por múltiples causas -ya que estiman si es muerte directa o indirecta por la pandemia- y en abril han fallecido, al día, hasta 2.400, pues blanco y en botella. Cierto es que habrá fallecimientos por infartos, suicidios, otras enfermedades, pero el estudio de la Politécnica calcula que el 17 de abril se detecta un exceso de mortalidad del 76,3% superior a los muertos que estaban contabilizados oficialmente por Covid. Así pues, es razonable pensar que se ha producido por ello. ¿Por qué el Gobierno se empeña en no querer contar los fallecidos? Reconocen, a día de hoy, 26.070 y este estudio elevaría la cifra a 44.000. Nunca se ha producido un caso que haya provocado este extremo, ni con gripes; por lo tanto, sí se puede relacionar con la pandemia. ¿Acaso es que ya hemos digerido y normalizado los casi 27.000 muertos y los 44.000 reanimarían la crítica -insoportable para ellos- hacia su gestión? No sabemos el número real de fallecidos, tampoco la identidad del comité de expertos, el Portal de Transparencia está cerrado. Descansen en Paz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios