ÚLTIMA HORA Irán lanza un ataque contra Israel con "docenas de drones"

Bolsas de basura

La izquierda muestra una extraña parálisis cognitiva cuando la corrupción afecta a personas como Cristina F. Kirchner

La historia es tan sorprendente que parece surgida de la fértil imaginación de un novelista argentino (novelista y argentino, dicho sea de paso, quizá sean sinónimos): durante ocho largos años, un modesto chófer al servicio de un político argentino de la época kirchnerista va escribiendo cada día un diario de sus viajes por Buenos Aires trayendo y llevando a ese político (que trabaja para el Ministerio de Obras Públicas). En esos viajes hay frecuentes encuentros con empresarios de la construcción y con dirigentes kirchneristas. También hay trasiegos de bolsos, cajas y bolsas de basura. Estas bolsas de basura empiezan el trayecto vacías pero al final del día están llenas. Y esas bolsas acaban siendo entregadas en la residencia particular del presidente de la República, a la sazón Néstor Kirchner (marido de Cristina Fernández de Kirchner), quien espera impaciente las entregas y se desespera si no llegan a tiempo. ¿Qué hay en esas bolsas de basura? ¿Estampitas religiosas? ¿Cartas de admiradores? ¿Gruesos fajos con billetes de cien dólares? Ustedes mismos.

Este asunto, que se denominó Cuadernos de las coimas, terminó en manos de los jueces y dio pie a varios procesos judiciales. Y una de estas causas es la que ha llevado a ser procesada y condenada a Cristina F. de Kirchner, viuda de Néstor Kirchner y actual vicepresidenta argentina. En España se ha hablado muy poco del asunto porque Cristina Fernández de Kirchner es un gurú de la izquierda (sobre todo de Podemos) y nuestros fervorosos güayominks y évoles y compañía sufren una extraña parálisis cognitiva cuando los casos de corrupción afectan a la izquierda. Que sepamos, sólo la revista JotDown ha hablado a fondo del caso y ha entrevistado a Diego Cabot, el periodista que destapó la historia. Pero aparte de eso, ha habido apagón informativo.

¿Por qué cuento esto? Porque estos días han estado en Buenos Aires, arropando a Cristina F. de Kirchner, dos dirigentes de la izquierda más incorruptible y solidaria y defensora de los derechos de los trabajadores: Zapatero y el juez Garzón. En España, los dirigentes de Podemos y la misma Yolanda Díaz han mostrado su apoyo a Cristina Kirchner, que se defiende acusando a los jueces de machistas y fascistas. Todo es tan sorprendente que parece surgido de la fértil imaginación de un novelista.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios