EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Bildu lidera la izquierda vasca

El independentismo radical blanqueador del terrorismo es la fuerza líder de la izquierda vasca

La realidad social del País Vasco ha sido la que ha sido y es la que es. El terrorismo siempre tuvo apoyo social, por mucho que se quisiera reducir a una fanatizada minoría asesina que nada tenía que ver con la realidad social vasca. "Vascos sí, ETA no" se gritaba en las manifestaciones, como si los etarras fueran extraterrestres, como si el nacionalismo independentista radical no tuviera arraigo, como si no existiera aquel terrible "algo habrá hecho" que condenaba a las víctimas de ETA cuyos funerales se celebraban muchas veces de forma vergonzante con los ataúdes entrando y saliendo de las iglesias por la puerta de atrás.

Vencido el terrorismo hemos entrado en la era de su blanqueo a cargo de EH Bildu. Y las urnas -que pueden equivocarse pero nunca mienten- han hablado claro: 248.688 vascos han votado a EH Bildu dándole 22 escaños y haciéndolo segunda fuerza política tras el nacionalismo conservador del PNV, del que le distancian solo 9 escaños. Bildu dobla al PSOE en el País Vasco (10 escaños frente a 22, 121.869 votos frente a 248.688) dejando claro por dónde camina la izquierda allí. Y en cuanto a la derecha, el abismo entre los 349.429 votos y 31 escaños del PNV frente a los raquíticos 60.299 votos y 6 escaños de las fuerzas sumadas de PP y Cs, también ha quedado claro -por lo si no lo estaba- por dónde camina la derecha vasca.

Con 10 y 6 escaños la izquierda y la derecha constitucionalistas son fuerzas irrelevantes frente al poderío tradicionalmente asentado del nacionalismo conservador del PNV -con quien por lo menos se puede pactar sin degradarse- y del preocupante crecimiento del independentismo radical posterrorista o blanqueador del terrorismo, que ha obtenido los mejores resultados de su historia convirtiéndose en la fuerza líder de la izquierda vasca (en Guipúzcoa solo un escaño separa al PNV de Bildu). Y con futuro porque, como ha dicho Maddalen Iriarte, "somos la opción preferida entre los menores de 45 años".

Ya se puede decir, no sin razón, que la altísima abstención de un 47,15%, casi la mitad, ha favorecido el voto fuertemente militante de EH Bildu. Y que el desplome de Podemos le ha reforzado. El caso es que, como en Cataluña, pero en aquí con un pasado de sangre y muerte, el virus del independentismo no deja de brotar y rebrotar en nuestro país. Sumando un grave problema a los que en estos tiempos de pandemia y crisis económica padecemos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios