Análisis

francisco andrés gallardo

Prime Time

Es verdad que ahora se hace mejor televisión que nunca y nadie hubiera imaginado que series españolas y formatos de nuestra casa entraran en el menú internacional. Hay series para todos los gustos, vivimos la actualidad pisándole los talones a los políticos, nos llegan espacios foráneos de lo más delirante. Pero estamos encarando el peor prime time de la década y canales que son trasteros.

¿Qué fue antes, el huevo del descenso de la facturación publicitaria o la gallina del ascenso del consumo on line? Entre uno y otro las principales cadenas, las que pueden invertir, arriesgan lo justo y se prefiere tirar del catálogo de cine o abusar del reality antes que probar renovados espacios de entretenimiento.

La TV en España se asoma a un problema grave de desafección en la franja nocturna. Los espectadores se sienten empujados (es decir condenados, que no invitados) al consumo en streaming, a hacerse cada uno la parrilla por su cuenta, y la cifra de seguidores de la noche decae peligrosamente. Si a eso se añaden pausas publicitarias eternas y retrasos horarios, al personal le frustra cada vez más la televisión se siempre... y eso terminará conduciendo a una pérdida de calidad aún más progresiva.

Ante un panorama así las soluciones más inmediatas recaen en las cadenas públicas, la RTVE y la RTVA, que se quejan de falta de ingresos para mejorar su programación pero aún tienen cintura porque gozan de ingresos seguros. Y enfrente, las privadas, que tienen una tarta publicitaria sin asegurar (todavía abundante) y que no deberían quejarse. Con temor a descarrilar, prueban fórmulas comerciales, formatos de gaseosa y diversificación del negocio, mientras el sofalícola se aburre por resignación. Antena 3 va a probar desde enero con episodios de 50 minutos y 3 pausas de 3 minutos, apurando la rentabilidad. Estamos viviendo la reconversión de la pantalla y jugando en la parcela más delicada. Sin un prime time atractivo la TV en abierto se pone en cuestión a sí misma.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios