Hoy tiene que pasar algo muy raro para que no me pegue un homenaje de los que hacen época, ya lo estoy diciendo, que el cuerpo y el ánimo están para eso, y estando predispuesto solo hay que dejarse llevar, y la verdad que en dejarse llevar yo soy un profesional, o un artista, como dice mi amigo Cayetano. Pues también. Así que no voy a hablar de fútbol, pero para nada, que no se me pasa por la cabeza, que después de ver la rueda de prensa del tal León yo creo que ya no hay nada que decir, porque todo está dicho, y no creo que sea necesario decir nada más. Sin comentarios, y que esto dure lo menos posible, por el bien de todos. Vamos a lo que vamos, que es lo que manda y lo que importa. Que ya estoy oliendo las sardinas, pero vamos, como si las estuvieran asando debajo de mi ventana, lo que yo les diga, y es que eso me hace las ganas que tengo, que no veo la hora.

Pero no se vayan a creer que estoy contento solo por las sardinas, que también, claro, es por toda la gente que nos vamos a juntar. Y es que como pasa en ese anuncio del turrón, han vuelto al barrio muchos amigos que normalmente están fuera y que vienen a pasar estas fechas en familia y en su tierra, que yo no sé cómo pueden llevarlo. Es que yo no me imagino fuera de mi Córdoba bendita, que se me encoge el estómago solo de pensarlo, de verdad, que es algo que ni me planteo, pero para nada. Si es que paso por El Higuerón y ya el cuerpo se me viene abajo, de verdad, que no estoy exagerando, que la cosa es así.

Pase lo que pase, se esté como se esté, que no siempre estamos bien, que a veces estamos mal, y hasta muy mal, yo soy de los que piensan que la Navidad hay que celebrarla, se tenga niños o no, hay que celebrarla y por todo lo alto, que luego ya veremos lo que pasa y cómo se da la cosa, pero en la Navidad hay que brindar, y todo lo que se pueda. Yo soy de esa opinión, que de vez en cuando nos merecemos un homenaje y pasarlo bien, aunque solo sea un ratito, que vivir en continua preocupación o sufrimiento no es vida, o al menos así lo veo yo. Por eso yo voy a intentar pasarlo lo mejor posible estos días, rodeado de mi familia, de mis amigos, de mi gente, y con Soraya muy cerca, que ya veremos cómo queda la cosa el año que viene. De momento, estamos aquí y podemos contarlo, que a lo mejor es poco para algunos, aunque mucho para otros, para mí desde luego. Que se lo pasen muy bien y aprieten muy bien apretados a sus seres queridos, que brindar y decir te quiero son cosas que no cuestan dinero y más bonitas no pueden ser.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios