Festival de la Guitarra

El flamenco vence al toro

  • La bailaora Mercedes Ruiz presenta en el Gran Teatro ‘Tauromagia’, un homenaje a Manolo Sanlúcar

Un momento de la actuación de Mercedes Ruiz en el Gran Teatro. Un momento de la actuación de Mercedes Ruiz en el Gran Teatro.

Un momento de la actuación de Mercedes Ruiz en el Gran Teatro. / Juan Ayala

Han pasado ya más de tres décadas desde que Manolo Sanlúcar compuso el álbum Tauromagia, considerado como uno de los mejores del flamenco de todos los tiempos. Y hace poco más de un año, la bailaora Mercedes Ruiz (Jerez de la Frontera, 1980) decidió llevar esta composición al baile. Desde entonces ha cosechado numerosos éxitos y ha presentado Tauromagia en numerosos escenarios; ayer recaló en el Gran Teatro de Córdoba, dentro de la programación del 39 Festival de la Guitarra.

Música, tauromaquia y baile son los tres protagonistas de esta creación y que se enfrentan en cada escena. Pero la bailaora lo tiene claro y asegura con rotundidad que quien al final gana en Tauromagia es “la música, que es del maestro, a quien adoro. Quien gana es la música, lo siento”. Ruiz no para de destacar su admiración y el cariño que siente por el maestro Manolo Sanlúcar y parece que intenta pedir perdón por haber incluido en su montaje escénico “una voz con poemas de Miguel Hernández, que es muy querido por Manolo”.

Su admiración por Sanlúcar hace que la bailaora gaditana insista en que su obra le “fascina” y que lo ha hecho con todo su cariño. “He querido dar un poco de estética a la obra, y poner la danza”, resume.

No obstante, también reconoce que llevar la obra de Sanlúcar a la danza ha sido “muy difícil porque no merecía que apareciese el típico torero y el toro. Nosotros lo hemos querido humanizar y es una obra en la que no solo se habla del toro, sino del hombre, de la vivencia existencial. Hemos querido ir un poco más allá”. El montaje, anota, “comienza con la naciencia del toro, acaba en la puerta del Príncipe –de la Maestranza de Sevilla–, que es el triunfo del toreo, pero también es amargo –por la muerte del toro–”.

La bailaora reconoce también que a pesar de llevar toda la vida bailando y tener los pies “destrozados” sigue manteniendo ese “nudo en el estómago” antes de salir al escenario y que cuando el telón cae “el alma se llena de satisfacción y es algo que no me llena otra cosa”.

Francia y Portugal son dos de los nuevos destinos en los que Ruiz presentará con su compañía Tauromagia, con escena del cordobés Francisco López, quien fuera director del Festival de laGuitarra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios