Marea | Crítica

La mejor banda de rock and roll de los últimos 200 años

Un momento de la actuación de Marea Un momento de la actuación de Marea

Un momento de la actuación de Marea / Juan Ayala

Puede que Marea no sea la mejor banda de rock and roll de los últimos 200 años, como Kutxi, su cantante y compositor predica en un ejercicio de esa inmodestia del que todo buen rockero peca. Pero lo que sí está claro es que el guitarrista César Ramallo borda su papel de ser el Malcolm Young [excomponente de ACDC] de la banda –como él mismo lo presentó en Córdoba–; y su bajista, El Piñas, tiene un merecidísimo hueco en el diccionario junto a la palabra rock and roll, “porque él es el rock and roll”, como también defendió el de Berriozar (Navarra). Como está claro que el guitarra solista de la banda, Kolibrí, hace llorar a ese instrumento, como Kutxi apuntó, al más puro estilo de Eric Clapton en While my guitar gently weeps, de The Beatles; y que Alén Ayerdi ha convertido su batería en el corazón que hace latir a los Marea.

Tras más de seis años sin actividad, los navarros llegaron a Córdoba para presentar su séptimo disco de estudio, El Azogue, y muchísimo más, canciones que hicieron subir la temperatura de un público que casi llenaba la Axerquía, un público entregado a la causa desde el minuto uno, desde los primeros acordes de En las encías, tema como el que se inició el concierto, hasta Marea, tema con el que concluyó el mismo. Una entrega que fue máxima minutos antes de esa última canción, durante la interpretación de la penúltima, la tan demandada Perro Verde –a ver cuando se enteran algunos de los que van a los conciertos de que los artistas se ciñen a un setlist previo y las canciones llegan cuando llegan por mucho que se empeñen–.

La Marea subió y de qué manera cuando Kutxi tras iniciar Perro Verde se bajó al foso a saludar a los de las primeras filas y centenares de móviles se abalanzaron hacia el lugar para inmortalizar el momento. No faltó el clásico ya homenaje a una banda “que nos ha influenciado y marcado”. Kutxi se refería a Los Suaves, banda de la que casi al final interpretaron dos temas, Dulce castigo y Preparados para el rock and roll. Curioso, con ellas y con el resto del recital ese fiel público demostró que siempre está preparado para el rock and roll, el rock and roll de la mejor banda de rock de los últimos 200 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios