Cultura

El fotógrafo gallego Vari Caramés gana el séptimo premio Pilar Citoler

  • El jurado destaca el carácter poético de la imagen propuesta por el ferrolano, así como su equilibrada trayectoria artística

Comentarios 2

La imagen difuminada de un campo de fútbol con portería y una figura humana de espaldas, que forma parte de un proyecto fotográfico "coherente", ha llevado al gallego Vari Caramés Medín a ganar el VII Premio Internacional de Fotografía Contemporánea Pilar Citoler, convocado por la Universidad de Córdoba (UCO) y que estrena su carácter bienal pero con la misma dotación: 15.000 euros, además de una exposición y la edición de una monografía. Citoler subrayó el alto nivel del certamen, al que han concurrido 168 autores (69 de ellos extranjeros, de países como Corea del Sur, Perú, China, Francia, Alemania o Cuba), lo que ha provocado "quebraderos de cabeza" al jurado.

El tribunal, del que también formaron parte Rafael Ortiz, Juan Manuel Bonet, Jorge Yeregui (ganador de la sexta edición) y Alfonso de la Torre, con Carmen Jareño como secretaria, destacó la "capacidad" de Caramés para "proponer una poética fotográfica del instante fugaz, tanto en blanco y negro como en color, alternando visiones de su tierra natal gallega y otras que denotan su voluntad de errancia".

Titulada Bam Bam, la imagen ganadora es muy representativa, en palabras del gallego, de la "esencia" de su trabajo. "Me interesa lo etéreo, el juego, la ensoñación, el concepto de lo evanescente", indicó el artista, nacido en Ferrol en 1953 y autodidacta. Con el pensamiento puesto en un taller que va a impartir en Gijón y en la inauguración de una exposición el próximo martes en Santiago de Compostela, el fallo del premio le cogió ayer por sorpresa. "Le he confesado a Pilar Citoler que es la tercera vez que me presento, y es que soy muy cabezón y le tenía ganas a este premio porque es uno de los más prestigiosos del panorama fotográfico internacional", indicó Caramés, que reconoció que aún no ha estado en Córdoba. La obra ganadora se verá con el resto de finalistas en una exposición a comienzos de 2014 en la sala Puerta Nueva y el gallego protagonizará una individual dentro de dos años en Córdoba.

No obstante, más allá de la imagen concreta, Caramés es consciente de que "este premio también valora una trayectoria compacta. Sin ella no es posible ganarlo".

El galardonado tiene "una trayectoria muy equilibrada", según Citoler, y "una conciencia muy clara" de su trabajo. En Bam Bam apuesta por "la difusión de la línea, la no concreción de la imagen y tonos suaves que le dan un sentido muy poético". De hecho, la coleccionista cree que en la monografía que edite la colección El Ojo que Ves deberían incluirse textos poéticos para apoyar las fotografías. Caramés, además, es "un gran investigador de la imagen y el color".

El gallego, al que en su trabajo creativo le interesa conseguir que algo cotidiano y ordinario resulte extraordinario, sugiriendo y haciendo soñar al espectador, se impuso en la votación final a Sergio Belinchón, Luis Díez, Gabriel Campuzano, José Guerrero, Nicolás Grospiere, Rosell Messeguer, Eduardo Nave, Javier Vallhonrat y Álvaro Sánchez-Montañés.

El vicerrector de Coordinación, Estudiantes y Cultura de la UCO, Manuel Torres, considera que la fotografía premiada es "auténtica poesía" y supone "un homenaje remoto al impresionismo". Torres destacó la proyección internacional que la institución alcanza de la mano de este premio, "a pesar de que se ha quedado sola en el proyecto". Es "uno de los mejor dotados del mundo" en su modalidad y exhibe un palmarés en el que figuran Juan del Junco, Karen Knorr, Yeregui y Begoña Zubero, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios