Cultura

El retrato de ‘La condesa de Casa Rojas’ ya luce en el Museo Romero de Torres de Córdoba

  • El pintor cordobés realizó la obra en 1905 para Victoria Rosado y Sánchez Pastor, que tenía 17 años, cuando ambos estaban en un balneario

Teresa Jiménez, José María Bellido y Juan Miguel Moreno Calderón, delante del retrato. Teresa Jiménez, José María Bellido y Juan Miguel Moreno Calderón, delante del retrato.

Teresa Jiménez, José María Bellido y Juan Miguel Moreno Calderón, delante del retrato. / Laura Martín

El retrato de La condesa de Casa Rojas ya luce en las paredes del Museo Julio Romero de Torres. La pinacotaca dedicada al insigne pintor cordobés ha incorporado esta obra que ha sido donada por Teresa Jiménez Aladren, nieta de la mujer retratada y que, como su nombre indica, pertenecía al Condado de Casa Rojas.

La protagonista tenía 17 años y su madre acababa de fallecer cuando el pintor la retrató en un balneario donde ambos se encontraban. “La vio pasar, la vio muy guapa y le pidió hacerle un ratrato; se lo hizo y se lo regaló”, ha explicado Jiménez.

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha agradecido la donación a Teresa Jiménez, que ha hecho posible que “esta obra de arte de un cordobés universal, de un maestro de la pintura como Julio Romero de Torres, ya sea de todos los cordobeses y esté a disposición de quienes visitan este museo”.

El cuadro refleja el inicio de la evolución pictórica del artista cordobés

Además, ha leído unas notas realizadas por la directora de los Museos Municipales, Mercedes Valverde, en las que describe la singularidad de esta obra, “muy significativa porque es un retrato juvenil de Victoria Rosado y Sánchez Pastor realizado por Romero de Torres en 1905”.

Desde ahora forma parte de la colección de la pinacoteca del pintor cordobés. “Es una obra significativa también por su singularidad” ya que “evoca épocas pasadas y nos recuerda en lo compositivo a los pintores renacentistas florentinos como El Bronzino y en el colorido a los venecianos como El Veronés y Tintoretto, que están presentes en el lenguaje con el que Julio Romero resuelve este retrato”.

Condesa de Casa Rojas es una obra que además refleja el inicio de la evolución pictórica del artista cordobés, “la sobriedad del trazo y el refinamiento, unido a la tonalidad cromática está tan cerca en el tiempo como lejanos de la estética luminista de un año antes”.

Según las notas de Mercedes Valverde, la obra es “de gran interés por ser el paso en el que su paleta se va encaminando a la serenidad y a tonalidades que culminarán en el lienzo La musa gitana”, que consiguió el primer premio de la Exposición Nacional de 1908 y que marcaría el definitivo rumbo de su pintura.

Aparte, Bellido ha destacado que “esta donación viene a reforzar la oferta museística que tiene Córdoba porque si Córdoba es algo, es cultura”. A esto ha añadido que “es compromiso mío como alcalde reforzar esa oferta museística”.

A su juicio, “nosotros tenemos que conjugar nuestra historia y pasado brillante con trabajar por que el futuro sea igual de brillante”, a través de una política que permita que sigan saliendo talentos desde la ciudad.

Por su parte, Jiménez Aladren ha expuesto que como no tiene hijos, decidió donarlo al museo. Su abuela siempre tenía este cuadro en su dormitorio, luego lo tuvo su padre y más tarde ella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios