Arqueología

Cultura reconoce "el gran valor" de la leona íbera hallada en la Campiña e inicia su estudio arqueológico

  • La escultura es de bulto redondo, labrada en piedra caliza, pesa 166 kilos y representa a un animal carnívoro en el momento de atacar a otro animal

Detalle de la pieza, que está ya en el Museo Arqueológico. Detalle de la pieza, que está ya en el Museo Arqueológico.

Detalle de la pieza, que está ya en el Museo Arqueológico. / Lolo Agredano

La delegada territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta en Córdoba, Cristina Casanueva, ha presentado la pieza arqueológica hallada el pasado 28 de octubre en el término municipal de La Rambla. Se trata de una pieza arqueológica de indudable interés. Es una escultura de bulto redondo, labrada en piedra caliza, con un peso de 166 kilos y unas dimensiones de 106x50’5x34’5 cm. La pieza representa a un animal carnívoro en el momento de atacar a otro animal, posiblemente un carnero. Su factura y rasgos estilísticos genéricos remiten a las características de la escultura zoomorfa ibérica.

"Desde su traslado al Museo Arqueológico de Córdoba, se está procediendo a la limpieza de tierras y a su estudio. Es necesario evaluar su estado, aparentemente bien conservado, para poder establecer futuros procedimientos de restauración y un estudio en profundidad que permita su puesta en valor", ha informado la delegada de Cultura y Patrimonio Histórico.

"Tras cotejar la situación del hallazgo con la base de datos de Patrimonio Inmueble de Andalucía del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, hemos comprobado que en el lugar del hallazgo y su entorno no hay registrado ningún yacimiento arqueológico. Dada la importancia de esta pieza escultórica, que pudo pertenecer a un conjunto de gran importancia, desde la Delegación Territorial vamos a promover por vía de urgencia una Actividad Arqueológica de Estudio y Documentación Gráfica", ha anunciado la Delegada.

Cristina Casanueva ha reconocido "el sentido cívico, ejemplar y de responsabilidad con el patrimonio que ha mostrado el vecino que descubrió está pieza durante labores de arado, Gonzalo Crespo Crespo. Desde la Junta de Andalucía agradecemos el talante y la predisposición de este vecino, que desde el primer momento puso en conocimiento del Seprona de Baena el hallazgo para que dieran aviso a la Delegación Territorial".

"Y en este proceso ha jugado un papel fundamental la Guardia Civil, cuya eficaz colaboración ha permitido que se pudiera llevar a cabo una rápida actuación. La pieza fue protegida y trasladada al Museo Arqueológico, en cumplimiento de la Ley, tras personarse en la finca técnicos del Museo y de la Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico", ha añadido Casanueva.

"Estamos ante un importante hallazgo que pone de manifiesto, una vez más, el valor patrimonial de la provincia de Córdoba. Es el momento de estudiar la pieza en profundidad para que pueda ser puesta en valor lo antes posible", ha concluido Cristina Casanueva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios