Música

Manuel Carrasco prepara su baño de masas en Córdoba este fin de semana

  • El cantante onubense actúa el viernes y el sábado en el coso de Los Califas, conciertos para los que no hay entradas desde hace varios meses y donde presentará su gira ‘La Cruz del Mapa’

Manuel Carrasco durante el concierto que ofreció en junio en el Benito Villamarín de Sevilla. Manuel Carrasco durante el concierto que ofreció en junio en el Benito Villamarín de Sevilla.

Manuel Carrasco durante el concierto que ofreció en junio en el Benito Villamarín de Sevilla. / El Día

En un primer momento, Manuel Carrasco iba a dar un concierto en el coso de Los Califas de Córdoba el 13 de septiembre. Las entradas se pusieron a la venta un ahora lejano 13 de febrero pero se agotaron en pocas horas para el desánimo de muchos de sus seguidores.

Esta venta masiva de entradas hizo que ese mismo día, el cantante onubense anunció a través de la red social Facebook que habría otro concierto justo el día después, el 14 de septiembre, para todos aquellos que no pudieron conseguir entrada para el primero. Eso si, las entradas también se agotaron en pocas horas y el artista volvió a colgar el cartel de no hay billetes en Córdoba.

Ahora la fecha ha llegado y el de Isla Cristina (Huelva) recala por fin en Córdoba para ofrecer sus más que dos ansiados conciertos en la plaza de toros para todos su seguidores, en un espacio con capacidad para más de 10.000 personas y donde presentará su gira La Cruz del Mapa. Y lo hace tras una espera de tres años en la capital cordobesa, ya que la última vez que actuó fue en mayo de 2016. No obstante, el cantante participó en julio de 2017 en el Slow Music de Pozoblanco.

El cantante onubense en un concierto en julio en Almería. El cantante onubense en un concierto en julio en Almería.

El cantante onubense en un concierto en julio en Almería. / El Día

Manuel Carrasco, además, llega a Córdoba precedido por un enorme éxito cosechado en la gira de verano, que le ha llevado a ofrecer más de una treintena de conciertos en diferentes puntos de España. Un buen ejemplo es que logró reunir a casi 55.000 almas en el Wanda Metropolitano de Madrid el pasado mes de junio. Y es que las cifras de Manuel Carrasco en estos últimos meses han sido de vértigo. No en vano, durante seis semanas se mantuvo en el número uno de la lista oficial de ventas de álbumes en España.Eso le posibilitó certificar su octavo álbum La Cruz Del Mapa (Universal Music Spain) con un triple disco de platino en tan solo un mes desde que se publicara el 7 de diciembre del año pasado.

Una carrera que comenzó en 2002

Concursante de Operación Triunfo en su segunda edición (2002), el compositor cargó con el estigma de triunfito durante muchos años. Participar en el reality, a pesar de abrirle muchas puertas, hizo que tanto la industria musical como el público viera al cantante como un mero producto. Incansable y testarudo, aquel chaval que tocaba la batería en la taza del wáter de su casa y cantaba por dos perras en el bar donde su padre descansaba al volver de faenar con su barca desafió a la industria y a la crítica.

Lanzó al mercado un primer trabajo, Quiéreme (2003), cuyo tema Que corra el aire sonaba en todas las emisoras. A este le siguieron Manuel Carrasco (2004), Tercera parada (2006), Inercia (2008), Habla (2012), Confieso que he sentido (2013), Bailar el viento (2015) y el más reciente, La cruz del mapa (2018), grabado en los legendarios estudios de Abbey Road de Londres y bajo la producción de Pablo Cebrián, con un gran ornamento orquestal. Este último trabajo discográfico del onubense contiene 14 canciones, una de ellas dedicada a su hija.

En todos y cada uno de sus discos, Manuel Carrasco deja una impronta personal que se refleja en sus letras. Si bien el estilo musical del cantautor ha ido variando con el paso del tiempo, con aires más flamencos en algunos de sus temas y otros más poperos, sus letras no decepcionan a nadie. Con canciones como Mujer de las mil batallas, Que nadie, No dejes de soñar, Soy afortunado o Desde aquí del otro lado, el artista toca la fibra de sus seguidores y crea momentos de magia en sus directos.

Manuel Carrasco deja una impronta personal que se refleja en sus letras

Un tímido que se ha hecho valiente gracias a la profesión, Manuel Carrasco sabe adaptarse tanto al público frente al que toca como al formato que ofrece. Si se trata de un concierto en acústico, hace acopio de baladas y de temas más sentíos; si le toca vivir un macroconcierto, saca su lado más movido y combina temas agitados con otros en los que sólo se acompaña de su guitarra.

En perfecta sintonía con el público, que siempre le demuestra afecto al grito de ¡Lolo, Lolo!, Manuel Carrasco pierde el sentido de la vergüenza cuando se sube a las tablas de un escenario. Allí, lo mismo canta por carnavales, que habla de su infancia, que recuerda que un día tuvo un sueño, “uno de los más grandes, y que Andalucía es testigo y culpable de que ese sueño se esté cumpliendo”. El viernes y el sábado, el onubense volverá a soñar y será el coso de Los Califas el que le dé alas para hacerlo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios