Música

Sergio de Lope ilumina con su flamenco los jardines del Alcázar

Un momento de la actuación. Un momento de la actuación.

Un momento de la actuación. / Laura Martín

El flamenco abierto e innovador de Sergio de Lope y su banda ha llenado de luz los jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos con un concierto en el que el flautista y saxofonista prieguense ha preestrenado los temas de su segundo disco y ha recordado algunos de los del primero, A night in Utrera.

Acompañado por Matías Lopez El Mati (voz), David Caro (guitarra), Javier Rabadán (batería), Juanfe Pérez (bajo) y Dani Arjona (guitarra eléctrica), el músico cordobés ha vivido una noche especial en un lugar en el que hace años él ya había admirado, entonces como espectador, a artistas como Paco de Lucía, Vicente Amigo o Pedro Guerra.

Con este concierto -que ha abierto el ciclo Noches flamencas en el Alcázar y al que ha antecedido una actuación de la cantaora Elena Morales- Sergio de Lope se ha quitado la espinita de no haber podido tocar en la edición que había prevista para este año de la Noche Blanca del Flamenco, donde además iba a tener un escenario único, la plaza de Capuchinos.

La bella nana Madre tierra, que el flautista compuso para su hijo, ha abierto este recital al ritmo de los latidos del corazón, que marcan la vida y amor que sostiene al mundo. Le han seguido los tangos Sueño a Manolete, dedicados al torero cordobés, una figura que le fascina "por lo que significó en su época viniendo de una familia humilde".

La noche ha seguido por fandangos para dejar paso a la soleá por bulerías Desvelo, los tanguillos Dieron que hablar y las seguiriyas Alfa, dedicadas a Enrique Morente, un referente para Sergio de Lope. Han seguido otros tangos; Ser de luz, el tema que da nombre al disco; y la bulería Canastera para cerrar.

El artista, que ganó el Filón en el Festival de Las Minas de 2017, lleva girando con los temas de su segundo disco desde hace más de un año y está a la espera de presentar el trabajo. Iba a hacerlo en marzo en el Teatro Lope de Vega de Sevilla, pero la pandemia del coronavirus lo obligó a suspenderlo. Tras el confinamiento y el inicio de la nueva normalidad, ha vuelto a los escenarios para seguir llevando al público su luz en forma de flamenco.

El sistema que ha utilizado el flautista prieguense no es habitual ya que normalmente los artistas sacan su disco y después giran con él. Sin embargo, De Lope y su banda hicieron la fase de producción en directo y con público: grabaron todos los directos, los escucharon y después de cada actuación hacían los arreglos. Con ello han conseguido que los temas "lleguen al estudio muy maduros".

En Ser de luz, el artista ha coge los cantes tradicionales del flamenco y hace una reinterpretación a todos los niveles: armónico, melódico y rítmico; es decir, da una "vuelta a la tortilla para ir de la tradición a la evolución", explica.

Sus próximos conciertos previstos en la provincia serán el jueves 13 de agosto en el festival Summer in different de Priego de Córdoba y el 11 de septiembre en Montilla dentro del Montijazz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios