Novedad editorial

Grandes rimas para pequeños lectores

  • La escritora y editora cordobesa Ana Ramos acaba de publicar 'Mi primer verso', un libro de poesía española enfocado a niños que cuenta con ilustraciones de Coaner Codina

Una de las ilustraciones que acompañan a la ‘Canción del pirata’, de Espronceda. Una de las ilustraciones que acompañan a la ‘Canción del pirata’, de Espronceda.

Una de las ilustraciones que acompañan a la ‘Canción del pirata’, de Espronceda.

Esponceda, Quevedo, Alfonsina Storni, Mar Benegas y Gloria Fuertes son algunos de los autores que navegan por las páginas de Mi primer verso, el libro que la escritora y editora Ana Ramos acaba de publicar con Random House Mondadori.

La música, el color y la magia recorren las páginas de esta antología que cuenta con ilustraciones de Coaner Codina para acompañar 15 grandes poemas de la literatura en español que están seleccionados “para que gusten a niños y adultos de todas las edades”.

“Hay que leer poesía a los bebés cuando todavía están dentro de la barriga”, señala Ramos, que no recuerda con exactitud “qué edad tendría yo cuando mi padre me recitó por primera vez uno de los poemas que hay en el libro, Canción del pirata, pero sé que fue antes de aprender a leer; cuando pude leerlo por mí misma en el colegio ya sabía de memoria buena parte del poema: Que es mi barco mi tesoro, / que es mi dios la libertad, / mi ley, la fuerza y el viento, / mi única patria, la mar”.

“La poesía no es algo pasado de moda; es una vibración del presente”, dice Ramos

Precisamente este poema de Espronceda es el que abre la antología, que incluye también El lagarto está llorando, de García Lorca; La cigarra y la hormiga, de Félix María de Samaniego; Din-don, de Mar Benegas; ¿Qué dicen las golondrinas?, de Fernán Caballero; La vida es sueño, de Calderón de la Barca; Mi caballero, de José Martí; A un hombre de gran nariz, de Quevedo; La casa del dragón, de María Baranda; Paz, de Alfonsina Storni; y ¿Qué es poesía?, de Bécquer. Cierran el libro Hojas perdidas, de Concepción Estevarena; Sonatina, de Rubén Darío; Los ratones, de Lope de Vega; y La risa, de Gloria Fuertes.

La selección ha sido “un desafío”. En este sentido, Ramos explica que “escoger un pequeño conjunto de poemas que puedan conformar una antología para niños de la literatura española no ha sido fácil”. La idea era hacer un recorrido y para ella era muy importante llegar hasta la actualidad “porque la poesía no es algo pasado de moda, la poesía es una vibración del presente”.

Dibujo dedicado a ‘La vida es sueño’, de Calderón de la Barca. Dibujo dedicado a ‘La vida es sueño’, de Calderón de la Barca.

Dibujo dedicado a ‘La vida es sueño’, de Calderón de la Barca.

Por eso, hay poemas muy recientes, como Din-don de Mar Benegas. También quería que hubiera representación de la literatura en español de los dos lados del océano porque, como indica, “el español es también mexicano, argentino, chileno… y esto supone un tesoro incalculable”. Es por ello que en esta antología hay autores americanos como José Martí o María Baranda.

En esta selección se encuentran escritores tan dispares como Calderón de la Vega o Gloria Fuertes. “¿No es maravilloso?”, manifiesta Ramos, y añade que “esto no se debe a que se trate de una antología para niños, en esa mezcla está es mi visión de la literatura”. En Mi primer verso hay textos del siglo XVII, XVIII, XIX, XX y XXI, es decir, “tenemos grandes escritores y escritoras del presente y del pasado”.

En este sentido, la editora cordobesa reconoce que últimamente se está especializando en poesía de la actualidad para niños, “pero amo la literatura española del Siglo de Oro” e incluso cuando terminó sus cursos de doctorado hizo una tesina sobre algunos textos de este periodo que podían leerse para los más pequeños.

“Góngora es uno de mis escritores favoritos y también estuvimos barajando algunas composiciones del autor”, apunta, pero “ya eran tres poemas del Siglo de Oro en una antología de 15 textos, así que nos encontramos con una vieja discusión: ¿Góngora o Quevedo?”.

'La risa', de Gloria Fuertes, cierra la antología. 'La risa', de Gloria Fuertes, cierra la antología.

'La risa', de Gloria Fuertes, cierra la antología.

Finalmente, se decantaron por Quevedo, ya que su A un hombre de gran nariz “puede resultar muy divertido para los pequeños; además, era uno de los poemas preferidos de cuando era pequeña de una de las responsables del proyecto editorial, Ada Soler, así que ¡Érase un hombre a una nariz pegado!”.

Mi primer verso fue un encargo de la editora Rosa Samper, del sello Montena, de Random House. Ella conocía el trabajo de poesía para niños que Ana Ramos había realizado en Cátedra, donde ha publicado una antología de Lorca y otra de Gloria Fuertes, y le ofreció la posibilidad de crear una selección de poesía española para niños. “Estoy muy agradecida de que haya querido contar conmigo, soy lectora de poesía desde pequeña y con este libro he realizado un pequeño sueño”, dice la antóloga.

Pero el trabajo de Ramos con los niños no se queda ahí ya que también imparte talleres, para los que tiene que “inventar dinámicas divertidas y seleccionar los poemas más adecuados; una vez que eso está bien hecho, no hay mayor dificultad”. Desde su experiencia, señala que “la poesía encanta a los niños” porque “es una mezcla única de música, literatura, juego, filosofía… Incluso si no han leído nada de poesía antes, en el taller de escritura se apasionan por ella”. Por eso, “no es extraño que la mayoría salga diciendo que va a seguir escribiendo y leyendo poesía en su casa”, lo que supone “una gran alegría” para ella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios