Festival de la Guitarra de Córdoba 2019

Mercé repasa con Tomatito el flamenco puro y de verdad

  • El cantaor jerezano y el guitarrista almeriense presentan en el Teatro de la Axerquía su gira de presentación del disco que han grabado juntos

José Mercé y Tomatito, en el concierto de anoche. José Mercé y Tomatito, en el concierto de anoche.

José Mercé y Tomatito, en el concierto de anoche. / Juan Ayala

Sones flamencos en la Axerquía. Sones puros, más puros para unos que para otros. José Mercé y Tomatito han congregado a varios cientos de fieles del cante jondo en un Teatro de la Axerquía ávidos de escuchar los temas de una gira a la que han dado en llamar como el disco que ha vuelto a unir al cantaor y al guitarrista, De verdad. El objetivo con el que pisan el escenario de la Axerquía es claro: reivindicar el flamenco como música, como cultura, y elevarlo a la categoría que merece. Ya lo ha avisado Tomatito, “en De verdad tocamos todos los palos que afortunadamente existen en el flamenco: tangos, alegrías, seguiriyas, soleás, bulerías, granaínas”.

Sobre el escenario y acompañando la voz Mercé y la guitarra de Tomatito; José del Tomate, también a la guitarra; Israel Suárez Piraña, a la percusión; y Kiki Cortiñas, Miguel de la Tolea, Chícharo de Jerez y Mercedes García, a los coros y las palmas. Con ellos, pasear por las canciones de De verdad es como asistir a una auténtica clase magistral del flamenco, por sus diferentes palos, con la mayor sinceridad. Mercé y Tomatito junto a la banda ofrecen un recital con varios perfiles. El cantaor jerezano sabe que un as en la manga que nunca falla y que se gana al público es el cante en solitario por martinetes. Solemne y rotundo con ese timbre vocal único, bellísimo, característico del arte jondo de nuestro tiempo.

No falta en el recital ese perfil más clásico, el representado por taranto, granaína, seguiriya y, en buena parte, fandangos de Huelva, alegrías y bulerías por soleá. Ni tampoco otro más contemporáneo, aunque ya está inscrito también en el clasicismo flamenco, la zambra al estilo del Caracol de los años 40 y los tangos, rumba y bulerías al estilo de Camarón de los años 80. No en vano, Tomatito fue el guitarrista del mítico e inmortal isleño que hace 40 años revolucionó el mundo del flamenco con La leyenda del tiempo. Porque el recital de Mercé y Tomatito es algo así como varios conciertos en uno. Hay incluso momentos para el lucimiento de la banda del guitarrista.

Desde la rumba Jerez, a la zambra Lola, pasando por el fandango de Huelva Camino por andar, la bulería Buscando la verdad o la soleá por bulería Perdura la Verdad, el público saborea hasta el final del recital lo que es ese flamenco de verdad aderezado con clásicos del repertorio de Mercé.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios