Cultura

José Luis Rey celebra la trascendencia del espíritu frente a la muerte en 'La epifanía'

  • El escritor cordobés publica un nuevo poemario con Visor, su libro "más decantado y más ambicioso"

  • La obra plantea "la fe que tengo siempre en la poesía a partir de detalles cotidianos", asegura

El poeta cordobés José Luis Rey. El poeta cordobés José Luis Rey.

El poeta cordobés José Luis Rey. / jordi vidal

El escritor José Luis Rey (Puente Genil, 1973) celebra la trascendencia del espíritu frente a la muerte "gracias al amor y la poesía misma" en su último libro, La epifanía, editado por Visor. El poemario se enmarca dentro de "una mística muy sui géneris porque plantea la fe que tengo siempre en la poesía y lo hace a partir de detalles cotidianos", explica el también traductor y ensayista.

Rey cree que todos los libros que ha escrito anteriormente "me han llevado a éste, que creo que es mi mejor libro, el más decantado y más ambicioso". La epifanía se estructura en cinco partes formadas por "poemas celebratorios que intentan ir de lo anecdótico a lo trascendente". De hecho, la obra surge de "un afán de trascendencia del espíritu frente a la muerte", indica el autor, que en 2009 consiguió el Premio Loewe.

El autor señala que la Historia Sagrada "desde siempre ha estado en el fondo de mi obra"

La disposición del poemario recuerda a los libros bíblicos; no en vano la Biblia es la principal influencia en la poesía de Rey. El autor estudió en un colegio de monjas, algo que le "sirvió mucho para conocer la Historia Sagrada", que "desde siempre ha estado en el fondo de mi obra" a través de referencias a Jacob, Miguel, los santos o el Evangelio. En La epifanía "tiene una influencia fundamental no sólo en la temática sino también en el tono de exaltación de algunos poemas".

Aunque está planteado en cinco partes, el poeta destaca la unidad de todas ellas, de principio a fin, porque "se abre con un homenaje a la figura de Cristo en La paciencia del espantapájaros y se cierra con El otro amanecer, que sería el amanecer en el paraíso".

En la obra "está muy presente el tema de la muerte y la forma de trascenderla gracias al amor y la poesía misma; es un poemario con fe", describe Rey, que ha adoptado "un tono quizás más coloquial que en obras anteriores". Esto se refleja, por ejemplo, en el uso diminutivos, "cosa que no había hecho antes". El escritor resalta que "todos los poemas de este libro tienen un mensaje claro -no es que los de otros no los tuvieran- ; no es sólo una labor solo de reunir palabras sino que tienen su sentido".

Hace años que Rey plasmó su teoría poética en un libro; el ensayo Jacob y el ángel. La poética de la víspera, publicado en 2010 y en el que se refiere al sentido de la poesía frente al vacío del ser humano o al silencio metafísico del lenguaje, entre otros temas. Así, recuerda que dicho ensayo está elaborado a partir de la lucha de Jacob con el ángel, "que ha sido un tema bíblico que me ha interesado mucho desde que descubrí el cuadro de Gauguin sobre este asunto" en el que se ve en primer plano a una muchacha con su caperuza blanca y al fondo la lucha entre Jacob y el ángel. "Este episodio bíblico -apunta- es fundamental para mí porque Jacob sería el poeta y el ángel, el lenguaje, y de esa lucha nace la poesía, que está más allá del lenguaje".

Por lo tanto, sobre esa base se ha construido La epifanía, un libro en el que empezó a trabajar en 2014 y terminó en 2016. "Cuando publico mis obras hace varios años que están escritas", aclara, y añade que "editar requiere otro ritmo distinto al de escribir". "Si eres un autor prolífico como es mi caso, puedes tener un libro cada año o cada dos años, pero no puedes publicar todo eso porque en la poesía tiene buena fama lo poco y mala fama lo mucho", asevera Rey, que opta por "esperar y guardar el ritmo editorial".

Al autor de obras como Barroco o La familia nórdica (por el que ganó el Premio Gil de Biedma) le gusta dejar reposar sus libros "porque a veces, habiendo pasado un año desde que los poemas están escritos, los vuelvo a ver y corrijo; no mucho, pero siempre hay algo que cambiar". En La epifanía ha llegado a hacerlo incluso en pruebas de imprenta porque "quería que quedara redondo y he apostado por él como mi mejor libro".

Después de publicar un libro tan extenso como éste (tiene 510 páginas), el escritor asegura que está "en un momento de barbecho" porque "ahora tengo que dejar reposar lo siguiente y que esté a la altura de este libro o mejor". Ahora se dedica más a traducir, "que es otra forma de escribir con modelo" y, en concreto, destaca que en breve se va a publicar en Visor el segundo tomo de la Poesía Completa de T. S. Eliot. El primer volumen salió a la venta el pasado año, igualmente traducido por él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios