Balance

El Ayuntamiento destaca el “respaldo del público” a todos los espectáculos de la Noche Blanca del Flamenco de Córdoba

Sarayma, en su multitudinario concierto en la plaza de la Corredera. Sarayma, en su multitudinario concierto en la plaza de la Corredera.

Sarayma, en su multitudinario concierto en la plaza de la Corredera. / Laura Martín

La duodécima edición de la Noche Blanca del Flamenco tenía todos los ingredientes para que una vez más volviese a ser un éxito. El cartel contenía nombres interesantes y la temperatura era agradable, lo que hizo que miles de personas se echaran a la calle para disfrutar de alguno de los once espectáculos propuestos; todos protagonizados por mujeres.

La Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Córdoba ha valorador el transcurso de la edición “más femenina” y ha destacado “el respaldo del público a las diferentes propuestas de un cartel para todos los gustos” con artistas que representan la tradición e innovación en el arte flamenco.

En este sentido, la organización ha resaltado la “programación sin precedentes en la que la mujer ha sido en exclusiva la protagonista en las disciplinas de cante, baile, guitarra de concierto e instrumental”.

Cruz Roja ha realizado 18 asistencias, la mayoría por mareos, y un único traslado hospitalario

El éxito del cartel se reflejó en la afluencia de espectadores que hubo en todos los escenarios. Las Tendillas se llenó en la inauguración de la noche a cargo del Ballet Flamenco de Andalucía y, tras esto, todas las plazas fueron un hervidero.

Desde la de la Juventud, en la Fuensanta, a las del Casco Histórico como San Agustín –donde era imposible acceder ni moverse una vez dentro–, el Compás de San Francisco, el Potro y especialmente la Corredera con el concierto de Sarayma, que superó las expectativas. También se llenaron los jardines del Alcázar con la actuación de Rosario La Tremendita y su Delirium Tremens.

Mención aparte merece el concierto no flamenco de Rosalía en la Plaza de Toros. La Noche Blanca sirvió de excusa para que la artista catalana viniera a Córdoba, acaparando el 60% del presupuesto total de esta cita. Hasta ahora solo ha actuado en festivales con El mal querer, el disco que la ha llevado hasta lo más alto.

Es la primera vez que un Ayuntamiento se atreve a contratar a la nueva estrella, y más con entrada gratuita. Eso sí, los asistentes disfrutaron de un espectáculo (de algo más de una hora) de alto nivel que también se retransmitió en streaming en el Teatro de la Axerquía, que también se llenó. Al respecto, la organización destacó “el desarrollo sin incidencias reseñables y el entusiasmo del público con la artista catalana”.

Según los datos registrados, no se presentó ninguna reclamación en el concierto de Rosalía, solo 137 personas no accedieron al recinto de la Plaza de Toros al no corresponder el titular de la invitación con el portador de la misma y se solventaron favorablemente 34 incidencias por errores en la indicación del nombre o número de DNI en la invitación.

Entre ambos espacios, se estima que unas 13.000 personas disfrutaron con la propuesta de la cantante catalana, que la noche de antes había estado en el O Son do Camiño, en Santiago de Compostela.

Según ha indicado el Ayuntamiento, “como viene siendo habitual en las últimas ediciones la descentralización y nueva distribución de espacios (con nuevos escenarios en la plaza de la Juventud, los jardines del Alcázar y la Plaza de Toros), así como la confluencia horaria de los espectáculos han contribuido nuevamente a la mejora de la accesibilidad a los recintos, la seguridad en las calles y un mejor disfrute de las actuaciones.

La Jefatura de la Policía Local ha informado de la ausencia de incidencias significativas. Respecto a las atenciones sanitarias llevadas a cabo por el dispositivo sanitario de Cruz Roja, se anotaron un total de 18 asistencias y un único traslado hospitalario, en su mayoría por mareos y alteraciones de consciencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios