Mundo

Rusia sigue su avance en Bajmut, pese a la resistencia ucraniana

  • Los soldados de Kiev apuntan que los miembros del Ejército ruso "destruyen todo" en la ciudad

Un soldado ucraniano junto a la tumba de un compañero en Kiev.

Un soldado ucraniano junto a la tumba de un compañero en Kiev. / OLEG PETRASYUK / efe

Los cruentos enfrentamientos en Bajmut, en el este de Ucrania, continúan con el avance paulatino de las fuerzas rusas hacia el oeste que amenaza con cortar las últimas vías de suministros de los ucranianos, mientras estos ofrecen una resistencia tenaz a los invasores.

"En el frente de Donetsk, los destacamentos de asalto liberaron dos manzanas en el oeste de la ciudad de Artiómovsk (Bajmut)", afirmó el sábado el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, general mayor Igor Konashenkov.

El militar, que informó en las últimas dos semanas de la toma de 17 manzanas en la ciudad, indicó que las acciones del Grupo Wagner son apoyadas en los flancos por unidades de las Fuerzas Aerotransportadas y el Grupo Sur, que frustraron los contraataques.

"Los ataques de la aviación táctica y de combate y el fuego de la artillería de la agrupación Sur causaron daños a las unidades del enemigo en las localidades de Girorivka y Kalinin de la región de Donetsk", añadió.

El estadounidense Instituto de Estudios de la Guerra confirmó el avance de las fuerzas rusas "alrededor de Bajmut", aunque destacó que "no han completado un movimiento de giro alrededor de la ciudad" que buscaría cerrar el cerco y dejar a las fuerzas ucranianas sin provisiones y pertrechos.

Según militares de la Brigada 24 del Ejército ucraniano entrevistados por la agencia UNIAN, "los rusos destruyen todo en Bajmut".

Un sargento de las fuerzas motorizadas con el identificativo de Cerber calificó la situación de "compleja pero bajo control", y señaló que los rusos utilizan todo tipo de armas, incluyendo la artillería e incluso armas químicas, con el fin de expulsar a los ucranianos de sus posiciones.

"Una vez fuimos víctimas de un ataque como este. Enseguida surgen deseos de vomitar y le lloran a uno los ojos. Antes no habíamos visto este tipo de proyectiles", afirmó otro militar ucraniano, especialista en manejo de drones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios